Poco a poco se nublan los cielos y llegan las lluvias a Guanajuato. Después de una atroz sequía, la situación comienza a “normalizarse”. Ya se han anunciado las lluvias y para muchos es, literalmente, un respiro de aire fresco, pero para otros es un reto a enfrentar.

El Pronóstico Meteorológico anunció que las lluvias comenzarán, lo que ayudará a colonias como Echeveste, cuya presa está prácticamente seca. Ocurre lo mismo con la Presa El Palote y otros lugares similares. Sin embargo, en la zona de la periferia, como son lugares como San Isidro Labrador, San Juan de Abajo o Las Joyas, corre el riesgo de posibles encharcamientos, lodazales e inundaciones.

Uno de los muchos casos es el de Manuela Martínez. Ella y su familia se dedican a la recolección de botellas de plástico, popularmente conocido como “pepena”. La mujer de la tercera edad cuenta su testimonio: “Ahorita empiezan las lluvias y es un relajo para todos nosotros. Siempre ha sido así. Nosotros nos tenemos que levantar a las siete de la mañana, y estar pendientes en lo que pasa el camión. Luego cuando empieza a llover es dificilísimo para todos los que nos dedicamos a esta chamba”, dice Manuela, quien camina por las calles de Los Castillos y San Isidro Labrador con sus nietos, todos cargando bolsas con botellas de plástico.

Germán Nuñez, adulto mayor de 67 años que reside en la colonia Los Castillos, explica que ya es habitual esta situación de cada año: “O no nos llueve o nos llueve a cántaros. O no nos llega agua o hay que sacarla con cubetas. Así es esto. A ver ahora cómo mejora la situación en estos días nublados”.

“Así pasa aquí y en muchas colonias. Sobre todo las que están cerca del cerro. Se viene toda la tierra desde arriba”.

Como era de esperarse, los memes y las lluvias llegaron de la mano. No faltaron las personas que compartieran imágenes de motos acuáticas en pleno asfalto, y le leyenda: “Mientras tanto en San Juan Bosco…” y otras más. Entretanto, las lluvias se acercan y con ellas, situaciones tanto optimistas como pesimistas.

ESCRIBE UN COMENTARIO