Aún hay necesidades

La colonia Brisas de la Campestre, ubicada cerca de la salida a Lagos de Moreno, ha sido una de las zonas que más atenciones requiere en León. Hasta hace una semana ya cuenta con una ruta de camión que va directamente al centro, que es la 83, pero tienen otras necesidades, como por ejemplo, más vigilancia, servicios de limpia, que no se vaya la luz y el agua, y por supuesto, más escuelas.

 

La ruta 83 es la única que llega directamente al Centro. Anteriormente, los vecinos debían de trasbordar en la terminal de San Juan Bosco, y llegaban a hacer hasta más de una hora en sus traslados.

 

El alumbrado público, por su parte, es una de las deficiencias constantes en la colonia, y tanto el comité de vecinos como los habitantes en general han pedido a las autoridades una respuesta al respecto.

 

ESCUELA

Félix Cardona, presidente del comité de colonos de Brisas del Campestre, recuerda que su asociación nació hace 5 años, pues se dieron cuenta que era necesaria para mejorar su seguridad. Desde entonces han enviado oficios a autoridades municipales, haciendo todo lo posible.

 

Aunque hasta el momento ya tienen el transporte público, que fue una de sus peticiones fundamentales, hay mucho más por hacer. Uno de sus requerimientos es una escuela, ya que en la zona sólo hay una, y la colonia se encuentra en plena carretera, por lo que las madres de familia necesitan llevar a sus hijos e hijas a la escuela.

 

“El problema educativo no lo hemos abandonado. Esperamos tener ya una respuesta de las autoridades municipales, pues está empantanado. Lo que sucede es que el Instituto de Infraestructura Física Educativa (INIFEG) no ha traído el terreno de donación, pues el ayuntamiento no lo ha publicado en el diario oficial o el estado. Necesitamos que una empresa constructora alce una escuela”.

También te puede interesar:  Ley Federal de Extinción de dominio: Mitos y realidades

 

La escuela ubicada en Brisas del Campestre alberga los tres niveles educativos: kinder, primaria y secundaria, pero está en aulas móviles y semifijas, en un acuerdo apalabrado entre la constructora y el INIFEG.

ESCRIBE UN COMENTARIO