-Por graves negligencias y en violación al derecho humano a la Salud y a la Verdad-.

Una ola de indignación generalizada de la sociedad mexicana se forma para llevar su reclamo al terreno de las denuncias y acciones legales ante instancias internacionales.

Los destinatarios de dichas denuncias son los dirigentes de la ONU, Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, y Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dando además visibilidad de estos hechos a entidades y asociaciones internacionales, organizaciones de sociedad civil, organizaciones de derechos humanos no gubernamentales, medios de comunicación nacionales e internacionales, entidades del sector público, privado, medios de comunicación, académicos y líderes de opinión.

La premisa fundamental es que la salud es un derecho humano fundamental, que ha sido violado por la mentira y la negligencia del presidente.

Cuando un gobierno miente ante las evidencias de emergencias y riegos sanitarios como ha sido el caso ante la Pandemia del COVID-19, no hay excusa ni justificación que valga, ni que pueda ser tolerable o quedar sin consecuencias. La respuesta obligada al engaño, es pasar de la indignación, a la acción, y a la denuncia.

Colectivos de Ciudadanos Mexicanos residentes en el extranjero que amalgaman el sentir e indignación de miles de mexicanos, presentó escrito de denuncia ante las instancias internacionales referidas, con el objetivo de aumentar la visibilidad internacional de las serias irresponsabilidades y negligencias del presidente López Obrador, en lo que son hechos y omisiones graves que afectan y ponen en peligro vidas humanas ante la crisis que vivimos,  y ante la cual no sólo no actuó a tiempo, sino que desdeñó desde su inicio, malinformando y malinfluyendo a la sociedad sobre dicha situación, creando las peores circunstancias ante las que ahora el gobierno intenta reaccionar en forma tardía y desarticulada.

Las malas decisiones de un gobierno se pagan muy caras, pero la frivolidad y la indolencia en la conducción del Estado frente a una crisis de esta magnitud y sensibilidad, pueden llevar consecuencias que atenten contra la seguridad nacional.

Esta acción busca que las instituciones ante quienes se presenta la denuncia, tengan visibilidad y conocimiento de estos hechos. Exigiendo en distintas instancias la investigación sobre la responsabilidad de las autoridades mexicanas, por hechos que agravan la adversa situación que presenta la pandemia COVID-19, incluyendo actos de corrupción del propio gobierno, en el manejo de insumos médicos, y manejo de infraestructura hospitalaria, así como la violación al derecho humano a la salud y a la verdad, ante lo que fueron varias semanas fundamentales en que se negó y obstaculizó cualquier acción, se opacó y sesgó información, se manipuló a un pueblo, y se violentó el derecho del ciudadano a condiciones de salubridad como se establece tanto en leyes internas como en tratados internacionales, cuestión que hace que hoy se tenga que reaccionar en forma tardía y sin preparación, ante una gravísima situación de salud pública.

El presidente de la República miró para otro lado durante semanas de crítica importancia, haciendo que México quedara como el hazmerreír a nivel mundial. Tal negligencia dejo a la sociedad no sólo mal informada, sino en una situación sumamente adversa frente a un riesgo muy delicado de salud pública. El tardío actuar de las autoridades, mezclado con la nefasta injerencia mediática de un presidente no sólo omiso, sino antagónico a soluciones prudentes e inteligentes, alentó durante varias semanas clave, a que la sociedad hiciera caso omiso de la seriedad del problema.

La denuncia es porque al ignorar las advertencias en forma irresponsable, el Gobierno de México creó condiciones adversas en las que los efectos serán muy negativos, con pérdidas muy sensibles de vidas que se debieron y pudieron evitar.

La denuncia es por no garantizar el derecho a la salud pública, lo que se tipifica como una grave negligencia, y la negligencia se traduce en corrupción, de donde se nutren muchas de las acciones de este gobierno que encabeza el presidente López Obrador.

El silencio, la ausencia, la burla, la inacción, la incapacidad del Gobierno Federal a través del presidente, se traducen en graves violaciones al traicionar sus obligaciones constitucionales, y en violación a distintas obligaciones emanadas de normas internacionales de las que México es parte.

Los objetivos que buscan estas primeras acciones se basan en que tales irresponsabilidades no queden sin responsabilidad, a los ojos de la comunidad internacional.

Las acciones que estos colectivos de mexicanos en el exterior han decidido tomar, se basan en lo que han experimentado en los múltiples países donde viven, donde han visto y sufrido decisiones políticas y sus consecuencias, y los motiva el temer ver en el muy corto plazo, sufrir a una sociedad mexicana mal informada y manipulada, que enfrentará con graves deficiencias y poca capacidad, una situación que empeora aceleradamente gracias al silencio y negación que se generó durante semanas por parte de un aparato gubernamental superado por su propia incapacidad, con un líder que alentó todas las acciones contrarias a una sería y prudente respuesta, y que sin solvencia ética ni moral, y con una arrogante ignorancia y prepotencia, hizo creer a millones de mexicanos una ilusoria y falsa realidad, que lo que generó es que se haya desperdiciado tiempo muy valioso de prevención y reacción.

La mentira y la negligencia son las nuevas modalidades de la corrupción, que será la causa de denuncias que se multiplicarán.

ESCRIBE UN COMENTARIO