Concluyó la Warrior Hockey League 2018 y el equipo de Celtas se coronó campeón tras la celebración de un cerrado compromiso final, en que vencieron a Romanos en la tanda de tiros penales.

Luego de tres periodos cerrados, el disparo del zaguero Kike Calderón, elegido mejor defensa del campeonato, y tras el fallo de la mayor parte de jugadores de ambos equipos, le dio el segundo título del año a Celtas.

El encuentro, disputado sobre la pista de hielo Ice Sport Center, tuvo que ir hasta esa definición, debido a la igualada en los tres tiempos y 5 extra posteriores.

Romanos se había ido al frente con anotación de ‘Clark’ apenas en el comienzo del juego, y Celtas batalló para encontrar el empate, que no se dio sino hasta el segundo periodo, con gol de ‘Yasuke’.

El último tercio le deparó una ventaja a Celtas, con gol de ‘Sombra’ Vega que les dio el 2-1 que parecía asegurarles el título, sin embargo, a falta de 2 minutos para concluir, Raúl Treviño puso cifras definitivas, que los llevaron hasta el tiempo extra en que la paridad de mantuvo sin goles.

El torneo Otoño 2017 de la WHL concluyó así con la también premiación a sus mejores jugadores, el mejor goleador Adrián Herrera, del equipo Vikingos con 19 goles, el mejor portero Federico Portillo, de Celtas, y Mauricio Orozco, de Vikingos, reconocido como el mejor jugador nuevo con mayor avance en la temporada.

El doble título de Celtas los pone ya como el más ganador del certamen, mientras Spartans y Vikingos se quedan con uno cada uno, al ser campeones en el par de torneos de 2016.

La WHL volverá recargada en 2018, además de que la organización de hockey de la pista ha adelantado la celebración de una Copa Nacional en febrero.

ESCRIBE UN COMENTARIO