Durante la misa dominical el arzobispo Alfonso Cortés recordó la celebración del Día de la Santa Cruz y pidió a Dios por todos los albañiles y arquitectos que trabajan en el campo de la construcción, pero al final, invitó a la ciudadanía a seguir cuidándose y atender las recomendaciones de las autoridades para frenar la propagación del coronavirus.

Previo al inicio de la celebración eucarística, monseñor Alfonso Cortés Contreras señaló que por el Día de la Santa Cruz tiene presente a los albañiles, arquitectos, empresarios “y toda esa comunidad tan importante para la vida de la sociedad. Vamos a pedir a Dios por ellos, por sus familias para que el Señor siga cuidando su trabajo, su vida y su trabajo sea en beneficio de su familia; y también así como construimos lo material, debemos construir una sociedad bella, fraterna, justa”.

Ya durante la homilía destacó que esta pandemia nos debe dejar una lección, pues vivimos en la sociedad de la droga, del alcoholismo, de la corrupción. 

Añadió que este desquiciamiento que vivimos, sobre todo en este momento de la crisis de la pandemia, nos debe hacer pensar como sociedad y también como iglesia, “esto solamente nos deja diciendo si tomamos la santa eucaristía en la mano o no la tomamos”.

Invitó a los que se unieron a través de la TV a la celebración de la santa eucaristía a que sigan cuidándose y permanezcan en casa, “es momento en que todos debemos cooperar, hagamos ese sacrificio y aprovechar la oportunidad de estar en casa para convivir con la familia y hacer tantas cosas, desde la oración, la lectura, jugar con los niños”.

La misa se celebró la mañana del domingo en la Catedral Metropolitana de León y fue transmitida por televisión.

ESCRIBE UN COMENTARIO