En la ciudad, la marca Pemex ha desaparecido casi en su totalidad en las gasolineras que han decidido vender marcas extranjeras que mantienen una guerra de precios.

En León existen 158 gasolineras, de las cuales un 80% ha solicitado permiso para vender el combustible con otra marca en su mayoría de Estados Unidos.

Sin embargo estas marcas extranjeras en su mayoría ofrecen gasolina proviene de las refinerías de Pemex, aunque sus procesos suman aditivos para dar mayor rendimiento.

En Guanajuato, empresarios de la entidad han decidido cambiar de marca, ya que a decir de los despachadores, los conductores prefieren las marcas “gringas”.

“Vendemos más desde que cambiamos de marca, a los clientes les gusta más esta gasolina, que porque rinde más. La gente ya no llena sus carros (combustible), si prueba en estas marcas, para ver cuál le rinde o dónde despachan mejor”, apuntó.

En Guanajuato son 530 gasolineras las que ofrecen combustible, y en corredor industrial es donde han proliferado las franquicias extranjeras.

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), unas 11 gasolineras perdieron su permiso por vender huachicol.

En el estado las marcas son BP, Shell, Exxon Mobil, Gulf, G500, Mobil, Chevron, y las Oxxo Gas.

Las marcas ofrecen combustible que correspondería a la Magna y Premium, y superan los precios de las pocas gasolineras que venden con la marca Pemex.

Guanajuato es de los estados en el país donde se vende el combustible más caro, ya que mientras en unas entidades ha bajado algunos centavos, aquí sigue incrementando los litros.

El Gobierno Federal poco puede hacer para controlar los precios del combustible, ya que eso lo determinan las empresas, así como la oferta y la demanda de cada ciudad.

ESCRIBE UN COMENTARIO