Los profesores de nivel básico serán capacitados para el manejo de conflictos en las aulas, señaló la secretaria de Educación, Yoloxóchitl  Bustamante.

Indicó que los niños que viven en un entorno muy violento, llegan a la escuela con esta forma de actuar que es la única que conocen, porque se da en su familia.

Reconoció que los docentes no están preparados para atender este tipo de problemáticas, por esta razón se les capacitará.

“Los maestros no están preparados para el manejo de conflictos que en muchas ocasiones no saben cómo abordar el problema”, apuntó.

La funcionaria dijo que existen algunos docentes tradicionales que piensan que a los niños se les tiene que someter.

“No faltan algunos maestros que piensan que a los niños se les tiene que someter, que en lugar de entrar con las muestras de razonamiento, de afecto, los niños son muy valiosos”, refirió.

Resaltó que la figura de los profesores es la segunda que mayor confianza y respeto genera a los niños después de los padres, por esta razón se deben generar lazos de afecto y mayor confianza para los estudiantes.

“Los maestros deben entender que los niños vienen de entornos que no son tan favorables y que entonces tienen que hacer unos esfuerzos mayores, cuando detectan que un niño tiene problemas en casa”, manifestó.

Puntualizó que los docentes deben hacer un esfuerzo por tratar a estos alumnos con afecto, para que los niños conozcan que existen otras formas de trato y vayan buscándolo en casa.

Adelantó que al inicio de clases comenzarán la capacitación para los profesores en el manejo de conflictos.

Crece violencia

También te puede interesar:  Trabajan fluidez en el Campestre

Unicef revela que 6 de cada 10 niñas y niños de 1 a 14 años han sufrido violencia; y en el hogar casi 4 de cada 10 madres, y 2 de cada 10 padres, sin importar el ámbito de residencia, reportan golpear o haber golpeado a sus hijas o hijos cuando sintieron enojo o desesperación.

En cuanto a la violencia en la escuela, el estudio reflejó que a nivel nacional 1.4% de los niños y niñas de entre 10 y 17 años sufrieron algún daño en la salud por robo, agresión o violencia durante 2012 en el contexto escolar.

Entre las principales formas de agresión se encuentran: golpes, patadas, puñetazos (56%) y agresiones verbales (44%). A diferencia de la violencia en el entorno del hogar, las agresiones en el contexto escolar son predominantemente masculinas, ya que 6 de cada 10 estudiantes agredidos son hombres.

Sobre la violencia en la comunidad, Unicef detectó que conforme van creciendo los niños, su perfil de riesgo se parece cada vez más al de una persona adulta y, de acuerdo con datos de 2016 obtenidos del Sistema de Justicia Penal, alrededor de 50% de los delitos cometidos contra niñas, niños y adolescentes (NNA) se relaciona con actos que atentan contra su integridad física (lesiones, abusos sexuales, homicidios) y patrimonial (robos simples o en la vía pública).

Además, los estados en los que se concentró la mayor cantidad de homicidios de niños, niñas y adolescentes fueron en Sinaloa, Durango, Chihuahua, Tamaulipas y Guerrero.

ESCRIBE UN COMENTARIO