Un taxista y su pasajero murieron al amanecer de ayer domingo cuando un auto de lujo chocó la unidad de alquiler en plena Zona Centro de Salamanca, arrastrándola hasta prensarla contra el muro de un inmueble.

Aparentemente, según las autoridades de vialidad salmantinas, el conductor de un Mustang negro, señalado como el presunto responsable del accidente, manejaba en estado de ebriedad. Fue detenido y posteriormente presentado ante las autoridades correspondientes.

Del hecho, las autoridades recibieron el reporte a las 5 de la mañana del domingo, señalando la esquina de la calle Hidalgo con la Zaragoza, de la Zona Centro, lugar en donde la Policía y las asistencias médicas encontraron al taxi número económico SA-0199, «Taxi Express», prensado contra la pared de un negocio de telefonía celular y en su interior a dos masculinos, el taxista y su pasajero.

A unos pasos, se ubicó un Ford Mustang negro parcialmente destrozado y su conductor, Luis Ángel de 21 años de edad, aparentemente alcoholizado, aunque ello deberá determinarlo un análisis especializado posterior, el que, según las autoridades de Vialidad, impactó con su frontal un costado del taxis y lo arrastró hasta prensarlo contra la pared de un inmueble; el carro Mustang quedó sobre la calle Zaragoza.

Las asistencias médicas y rescatistas auxiliaron a los ocupantes del auto de alquiler, pero el operador ya estaba muerto y su pasajero, otro masculino tampoco identificado, murió horas más tarde cuando recibía atención médica.

ESCRIBE UN COMENTARIO