Una persona que había sido privada de su libertad por un grupo armado, fue encontrado al amanecer de ayer sábado a la orilla de la carretera Abasolo a Pénjamo, descuartizado y quemado.

Los restos, casi calcinados de un ser humano, fueron encontrados ayer a las 07:35 de la mañana sobre el tramo carretero mencionado justo en la bajada del puente que cruza la carretera Irapuato a la Piedad Michoacán y es acceso a esta ciudad de Abasolo.

Una llamada al Sistema de Emergencias del 911 alertó a las autoridades locales de que a la orilla de la bajada del puente, yacían restos humanos. Personal de la Policía acudió a verificar encontrando los pedazos de un cadáver quemado y otros tantos también calcinados pero dentro de una bolsa plástica negra.

Personal del Forense así como de Investigación de la Fiscalía se presentaron más tarde para encargarse de procesar la escena del crimen y comenzar las indagatorias que correspondan.

ESCRIBE UN COMENTARIO