Los tianguis de la ciudad registran 30 % en ventas de uniformes escolares debido a que no son obligatorios para el retorno a clases presenciales en las escuelas y a que padres de familia no tienen suficientes recursos para comprarlos y surtir artículos escolares y mochilas para sus hijos de preescolar, primaria y secundaria.

Solo un 20 % de los tianguistas ofrecen uniformes escolares y un 10 % artículos escolares, porque no hay una gran demanda como antes de la pandemia y sigue disminuida la economía familiar, el poder de compra de padres de familias es insuficiente, dijo el dirigente de la Línea de Fuego Carlos Téllez Santibáñez.

“Los tianguistas fueron midiendo la tendencia de la demanda de uniformes escolares, de artículos escolares y calzado escolar, para irse surtiendo de acuerdo a sus posibilidades económicas y no quedarse con la mercancía, sino que saliera lo más pronto posible, porque las compras son bajas”, indicó.

Los comerciantes hicieron inversiones en uniformes de preescolar, primaria y secundaria, esperan que, en el transcurso de esta semana, aumenten, ligeramente, las ventas, para que salga la mercancía, no se puede tener almacenada mucho tiempo, para poder surtir otro tipo de productos, señaló.

En el tianguis de San Felipe, que se instala los domingos por la calle Babel de la avenida Estambul al bulevar Vasco de Quiroga, solo tres puestos ofrecían uniformes escolares de preescolar, primaria, secundaria y preparatoria del SABES, con bajas ventas entre el 20 por ciento 30 por ciento, la mayoría de las personas solo pedían precios.

La tianguista Ofelia Vázquez dijo que no se aumentaron los precios de los uniformes y se tiene muy poca utilidad, pero las compras son bajas, no es lo que se esperaba que muchos padres de familia hicieran sus compras.

El comerciante de calzado escolar, Alfredo Ruíz indicó que desde las 8 de la mañana a las 12 horas, solo llevaba tres pares vendidos a 120 pesos de piel, la gente compraba más tenis y zapatos para adultos.

Con su pequeño puesto ubicado por la calle Estambul, la señora Francisca López, indicó que surtió muy poco uniforme para primaria, porque en los preescolares de la zona cambiaron de colores de uniformes, “tengo muy bajas ventas, apenas si vendí tres playeras y dos pantalones”.

En el tianguis de León Uno, que se instala los sábados, la venta de uniformes, pantalones, playeras, faltas para primaria y secundaria, no rebasó el 20 %, entre los pocos comerciantes que ofrecían sus productos.

“El regreso a clases en las escuelas, no se refleja todavía con buenas ventas de uniformes, son muy bajas, porque no es obligatorio, para los de nuevo ingreso a primaria y secundaria, los demás alumnos ya tenían sus anteriores uniformes, viejitos”, señaló el comerciante Álvaro Martínez.

En un puesto de ropa usada, donde tenía pantalones, faltas y suéteres escolares usados, no se registraron ventas, la gente no se acercó a buscar alguna prenda que les faltara para completar el uniforme, dijo la vendedora Angélica Sánchez.

Para la compra de los artículos escolares, los padres de familia prefieren ir a las tiendas grandes, donde hay surtido y ofertas hasta del 50 por ciento, según promocionan, en los tianguis con contados los puestos que ofrecen artículos escolares de las marcas que piden en las escuelas.

Además, que las autoridades educativas recomiendan reusar las libretas, colores, plumas, gomas, juegos de geometría y demás artículos escolares que estén en buenas condiciones, mientras van comprando, poco a poco, los que les hacen falta o nuevos.

En las escuelas, sigue imperando la exigencia de las “cuotas voluntarias” para el mantenimiento de las instalaciones, así como productos de limpieza, papel sanitario, jabón, cloro, gel alcohol de uso colectivo y personal que deben llevar los alumnos y padres de familia, en apoyo a las medidas preventivas contra riesgos de contagios comunitarios.

ESCRIBE UN COMENTARIO