Tras un cateo domiciliario, personal de la Fiscalía General de la República aseguró varias “bombas caseras”, armas largas y cartuchos, entre otras cosas, pero no hubo detenidos, según se informó ayer jueves.

El cateo se ejecutó luego que un Juez de Control concedió la orden a la Fiscalía General de la República, la que procedió a un inmueble localizado en la colonia Mexicanos.

Todo derivó de la denuncia que hizo personal de la Guardia Nacional en días pasados, señalando que cuando se acercaban a ese inmueble durante un recorrido de vigilancia, observaron a hombres armados, sin especificar número, que huyeron de su presencia, esto dio paso a la apertura de una carpeta de investigación que prosiguió con la orden de cateo.

En el domicilio señalado, las autoridades aseguraron, además del inmueble, lo siguiente: 4 artefactos explosivos de fabricación casera, 2 vehículos, dos armas largas, 8 cargadores y 292 cartuchos o balas de diferentes calibres, todo lo que posteriormente quedó a cargo de la fiscalía federal para lo conducente.

ESCRIBE UN COMENTARIO