El alcalde, Carlos García Villaseñor anunció el recorte de cuando menos 30 trabajadores que no tienen definido qué es lo que hacen en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Silao (SAPAS).

En entrevista con algunos medios de comunicación, el primer edil en el municipio explicó: “Desde hoy estamos solicitando algunos puestos en donde vemos que no hay una actividad preponderante y una actividad que se está realizando por lo cual se está pidiendo a la dirección actual y el Consejo Administrativo actual que se eliminen algunos puestos”.

Precisó: “Nosotros calculamos que también en SAPAS se va a bajar la plantilla aproximadamente entre un 15 o 20% la plantilla laboral y ese 15 o 20% que se va a bajar, está en una partida que se llama la partida 1,000 y los recursos que se ahorren se van a destinar para realizar obras en beneficio de todos los sectores de la sociedad del municipio”.

En relación a lo que representa el 15 o 20% de la plantilla, Gracia Villaseñor aseguró que representa entre 25 a 30 personas.

Explicó que todo debe ir en un orden y aseguró que el SAPAS sí cuenta con el recurso para pagar los finiquitos de los empleados que se tengan que ir; sin embargo, se realizará bien para no causar ningún problema financiero.

Aseguró que al final del día, como dicen, es mejor tomar la medicina amarga una sola vez y ya se quita del sabor amargo; pues tal vez la liquidación cueste tres o cuatro del salario de las personas, pero ya después se dará el ahorro.

Aseguró que la persona que esté haciendo bien las cosas no tendrá de que preocuparse y quienes no estén haciendo nada se tendrán que ir.

Finalmente, señaló que ya se tiene detectado en el SAPAS quienes son algunas de las personas que no están haciendo nada y que se tienen que ir.

ESCRIBE UN COMENTARIO