Fuera del Auditorio Municipal “Gilberto Palomino” y a un costado de la Central de Transferencias de Purísima del Rincón, se instaló un vivero con aproximadamente 3 mil plantas, de las cuales, más de la mitad son nochebuenas, respirando con un mes de anticipación aromas navideños.

Se pueden observar nochebuenas de diversos tamaños, desde una pequeña para escritorio hasta una mucho más grande para plantar en un amplio jardín, también las hay de diversos colores: 7 para ser exactos, destacando entre todas y por tradición la de color rojo, pero también presentes algunas en color blanco, rosa, e incluso unas cuantas más blancas matizadas o pintas con vivos en rosa de diferente tonalidad.

Aunado a las nochebuenas, pequeños arbolitos o pinos adornados con diminutas esferas también son toda una sensación entre los ciudadanos de Purísima, así como los pequeños cactus disfrazados con gorritos navideños y ojitos movibles.

VIDA Y COLOR

Las personas que transitan por ahí inevitablemente voltean y algunas otras ya adquieren sus plantas para dar una mejor vista, darles vida y color a sus navidades en un ambiente de armonía que, desafortunadamente, se han perdido poco a poco y es importante retomar.

Mariano Mendoza, Coordinador de Expoflor, señaló que en Purísima del Rincón tienen visitándolo ya 4 años y 16 años más en el Municipio vecino de San Francisco, por lo que la ciudadanía ya los conoce y pareciera tener un poco más de confianza al acercarse

Señaló que estarán hasta el 23 de diciembre establecidos y que aún les faltan plantas por traer. Así mismo, estableció los precios accesibles para la ciudadanía, ya que se pueden encontrar pequeñas nochebuenas desde 25 pesos.

También te puede interesar:  Ópera en el mercado

ESCRIBE UN COMENTARIO