El Presidente Andrés Manuel López Obrador desconoció que exista cobro de piso a parroquias por parte del crimen organizado en Jalisco y dijo que incluso esto pudiera ser falso.

«No sabía (lo de las parroquias), no (tenía reporte). Hay que tener cuidado porque puede no ser cierto, puede no ser un asunto generalizado todos los días. Es la primera vez que lo escucho, hay que ver, no por el hecho de ser religiosos ya son infalibles, vamos a investigar», comentó López Obrador.

Ayer, el vocero de la Arquidiócesis local, Antonio Gutiérrez Montaño, reveló que algunos templos pagan al crimen para no exponer ni a los religiosos ni a los laicos.

«No quiero dar pista de dónde se da por la seguridad de los mismos sacerdotes», dijo.

Gutiérrez lamentó que se tenga que llegar a estos acuerdos con los grupos criminales, ya que son ilegales.

Sin embargo, dijo que mientras no se pueda garantizar la seguridad en estos lugares, se tiene que dejar así.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, López Obrador mencionó que permanece una campaña en su contra con el fin de perjudicar a su Gobierno con noticias falsas.

«Tenemos una campaña en contra que son capaces de inventar cualquier cosa, en los periódicos, la radio. No es un asunto de ustedes, es un asunto de los jefes de los medios, es que los dueños de la mayoría de los medios de comunicación formaban parte del grupo dominante del periodo neoliberal», señaló.

‘¿Sacerdotes, qué quieren? Que resolvamos con violencia’

El Presidente López Obrador lamentó que sacerdotes quieran que su Gobierno cambie su estrategia de seguridad de abrazos, no balazos.

«Y esas expresiones de que ya no nos alcanzan los abrazos… ¿Qué quieren entonces los sacerdotes? ¿Que resolvamos los problemas con violencia? ¿Vamos a desaparecer a todos? ¿Vamos a apostar a la guerra?

«¿Por qué no actuaron (los sacerdotes) con Calderón de esa manera? ¿Por qué callaron cuando se ordenaron las masacres cuando se puso en práctica el mátalos en caliente? ¿Por qué esa hipocresía? Eso no se debe permitir a nadie y mucho menos a un religioso, sea pastor o sacerdote», agregó.

ESCRIBE UN COMENTARIO