Estacionamientos públicos de la Zona Centro son los más afectados por los trabajos de renovación en la calle Pbro. Márquez.

Dueños y trabajadores de los estacionamientos de la Zona Centro ubicados en las calles con cierres por las obras de renovación de la calle Presbítero Márquez, reportaron una gran baja en los vehículos que ingresan a resguardarse, ocasionando pocas o nulas ganancias en su negocio.

A pesar de que ha habido disminución de acuerdo a lo planeado con el flujo peatonal en la Zona Centro, los estacionamientos reportaron una baja en la entrada de vehículos de hasta del 80 por ciento en comparación con días de circulación vehicular normal, en gran parte de los estacionamientos públicos de la calle Venustiano Carranza y Pbro. Márquez, donde la circulación es abierta en determinados horarios por personal de Tránsito Municipal.

Uno de los principales afectados es el Estacionamiento Rox de la calle Pbro. Márquez, los encargados reportaron como “fatal” la entrada de vehículos, ya que al ser la calle donde se realizan las obras, la circulación es casi nula por la señalética preventiva colocada en la esquina con la calle Madero.

Debido a que elementos de tránsito tienen que cerrar temporalmente este tramo de calle para acceder al estacionamiento, en más de 5 ocasiones han tenido que reabrir la circulación porque los agentes de Tránsito no vuelven a abrir el paso, por lo que han decidido colocar un letrero de “Sí hay paso al estacionamiento”, mencionaron los empleados del Estacionamiento Rox.

Empleados del estacionamiento Estrella de la calle Carranza, mencionaron que tuvieron que informarse por su propia cuenta sobre la circulación para acceder a su establecimiento, ya que se tiene que entrar en sentido contrario, esperando que en días siguientes se mejore la comunicación con los elementos de Tránsito, esta situación se dio con los otros estacionamientos de la misma calle Venustiano Carranza, entre Hidalgo y Márquez.

Los menos afectados fueron los estacionamientos que funcionan en su mayoría como pensiones, pero de igual manera hubo confusión con los mismos usuarios de la pensión por la falta se señalética.

A pesar de la gran baja en la entrada de vehículos, los encargados y empleados de los estacionamientos de la Zona Centro de San Francisco, ven la situación como algo favorable tanto para sus negocios como para la sociedad, a lo que mencionaron que “es tiempo de aguantar” para el mejoramiento de las calles.

ESCRIBE UN COMENTARIO