No solo los trabajos relacionados con las gasolineras o el transporte se están viendo perjudicados por la falta de gasolina.

También lo padecen órdenes de religiosas, personal de la industria editorial y comerciantes de la Feria y la Zona Piel. Cada uno de ellos contó a El Heraldo su testimonio.

Una de las muchas religiosas que se han visto afectadas por la falta de gasolina es María Eugenia Ortiz Vargas, perteneciente a la orden de las Hijas Mínimas de María Inmaculada, quien señaló:

“Este desabasto de gasolina nos está afectando a todos. Por la poca gasolina estamos dejando que se muera nuestra gente, nuestros doctores no están llegando a tiempo”, dijo.

“En nuestras casas hogares necesitamos gasolina no solamente para transportarnos, sino para poder ir con la gente que nos puede apoyar, ya sea con cosas materiales, como también con economía”, agregó.

“No sabemos qué va a pasar con la gente desvalida. En las escuelas, también necesitamos apoyo. Están faltando muchos niños a la escuela. Le pedimos al presidente que si en verdad quiere una mejor nación, empiece por ayudarnos”.

INDUSTRIA EDITORIAL

Daniel González, gerente regional de Librerías Gonvill, señaló que la industria editorial también se ve afectada, pues muchos libros llegan de la Ciudad de México, Guadalajara, o del extranjero.

“Este problema de la falta de gasolina se vislumbra con mucha preocupación. A mi giro, como a tantos otros, nos afecta sobremanera. Necesitamos transportarlos e importarlos. Como todo: si se afecta el transporte, se afecta todo”, dijo González.

CALZADO

Miguel González Martínez, dedicado a la compra, venta y fabricación de calzado, explicó que desde el martes instaló su stand en la feria de León 2019.

También te puede interesar:  ‘Toman’ ambulantes el Centro Histórico

Llamó a Taxitel para solicitar una camioneta, pero por desgracia no tenían, de modo que tuvo que llamar a un trabajador que llevara en un diablito todos los pares de calzado.

“Afortunadamente yo estoy cerca, pero para muchos vendedores ha sido algo muy grave. Multiplicando la problemática con todos los de la Zona Piel, se trata de algo fatal. Yo pienso que la forma como se ha llevado a cabo el combate al huachicoleo es algo muy estúpido, es como matar al perro para que se acaben las pulgas”.

ESCRIBE UN COMENTARIO