Los presidentes nacionales del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, advirtieron que Morena recurrirá a presiones, amenazas y ofrecimientos para conseguir los votos que le hacen falta para extender el uso extraordinario del Ejército en tareas de seguridad.

En un comunicado conjunto, aseguraron que confían en la firmeza de las y los senadores de oposición que se manifestaron en contra de la reforma al artículo quinto transitorio de la Constitución y reiteraron su llamado a resistir las presiones.

«Optaron por regresarla a comisiones y así ganar tiempo en su intención por conseguir los apoyos que les faltan, mediante múltiples presiones y ofrecimientos. Denunciamos públicamente que el Gobierno no ha dudado en utilizar las instituciones del Estado de manera coercitiva, a fin de amedrentar a los legisladores», señalaron.

Los dirigentes expresaron su reconocimiento a los legisladores de oposición, porque fueron ellos los que impidieron que este miércoles se alcanzará la mayoría calificada necesaria para avalar la reforma constitucional.

Señalaron que prorrogar más allá de este sexenio la permanencia del Ejército en las calles es prolongar la «fallida estrategia de seguridad de los abrazos» y la militarización del País

«Los felicitamos por el deber cumplido, por resistir a las presiones y por defender a México con argumentos sólidos», expresaron.

Advirtieron que las prácticas de coacción que denunciaron algunos senadores de oposición vulneran la autonomía del Poder Legislativo, anulan los contrapesos institucionales e implican un golpe al sistema democrático.

Ante ello, reiteraron el llamado a rechazar en definitiva la reforma.

«Confiamos en la firmeza de las senadoras y los senadores de oposición para que, en definitiva, rechacen dicha minuta de reforma constitucional y así blindemos nuestra democracia y garanticemos el respeto a los derechos humanos», insistieron.

Los dirigentes de oposición propusieron un parlamento abierto para construir junto con expertos y especialistas un nuevo modelo de seguridad pública civil.

«Construyamos una verdadera estrategia y modelo de seguridad pública civil, que logre disminuir la creciente violencia e inseguridad en el País y que, como lo manda la Constitución, en situaciones específicas pueda contar con el acompañamiento de nuestras Fuerzas Armadas. Tenemos tiempo suficiente para hacerlo, ya que el plazo vence a finales de marzo del 2024» afirmaron.

ESCRIBE UN COMENTARIO