Rocío Martínez
Un grupo de leoneses visitaron la Virgen de Guadalupe en su cumpleaños, tres de ellos son inmigrantes, mismos que tenían seis años que no venían a México.

Todos son familiares y amigos, y esta es la primera ocasión que dan sus plegarias a la morenita en su día.

Martín Ramírez llegó hace una semana, pasará las fiestas decembrinas con su familia, pero este año decidieron venir a festejar a “Las Lupitas”, en su día y qué mejor que a la patrona de los mexicanos.

CONTENTO
“Estoy muy emocionado, contento, feliz, -señaló el migrante con un nudo-. Siempre es un gusto visitar a la Virgen, a la Morenita, pero este día es muy especial”, narró.

Teresa Chiquito Torres acompañó a su hija a dar gracias por llegar sana y salva a los Estados Unidos a donde fue a buscar el sueño americano hace cuatro años.

“Pues desde que se fue yo la encomendé a la virgencita, es muy milagrosa, es nuestra madre, y hoy por fin se me hizo volver a ver a mi hija, y llegamos hoy a la Villa, fue muy complicado por toda la gente que viene”, enfatizó.

Fueron miles los peregrinos que visitaron a la Virgen a la ciudad de México lo que ocasionó un caos vial, sin embargo esto no fue impedimento para que los católicos marianos dieran sus muestras de cariño a la Guadalupana.

Crecencia Reyes acudió a la Basílica, caminó casi tres horas y media por el tráfico que se registró y que impidió que llegara con vehículo.

PROMESAS
“Vengo con mis dos hijas, tenía seis años de no verlas, prometí venir a ver a la Virgen y traerlas, una de ellas tenía un parto difícil, le pedí a la Virgen que todo saliera bien, y miré ese es mi nieto, los dos sanos y salvos”, indicó.

La creyente comentó que este día se siente una vibra especial, la música, el ambiente religioso y de fe, fueron elementos que provocaron que las mujeres no contuvieran las lágrimas.

ESCRIBE UN COMENTARIO