Hugo Vázquez
Con gran fervor cientos de francorrinconenses aprovecharon para pedir y agradecer milagros a la Virgen de Guadalupe.
Entre ellos están salud, dinero, amor y comprensión entre sus semejantes, pero también desearon que la inseguridad existente en San Francisco del Rincón cese.
“Yo vengo a darle las gracias porque mi niña en el embarazo venía al revés, pero gracias a Dios salió todo bien, yo también vengo a suplicarle que ya no haya balaceras”, aseguró Claudia Oliva.
Entre piedras, tierra y lodo, la mujer avanzó de rodillas más de un kilómetro, hasta el altar del Barrio de Guadalupe, y cuando estuvo enfrente de La Morenita pidió con mucho ahínco una mejoría de seguridad en el municipio.
“Virgencita ayúdalos a que hagan su trabajo bien y que el alcalde este bien de salud para que tome las mejores decisiones para nosotros”, detalló Oliva.
Sin lugar a dudas la forma de reafirmar la fe es visitar y llevarle flores a la Virgen, también yendo a misa, pero también cuando se pide por los demás.
“Yo por eso pido por las autoridades si a ellos les va bien también a nosotros, por eso es bueno no criticarlos”, dijo la entrevistada.
Para Virginia Herrera, quien también caminó descalza con su hija en brazos, lo mejor que le pueden pedir a la Virgen es salud, trabajo y más seguridad en las calles.
“A mí me toco la balacera afuera del kínder y la verdad no se lo deseo a nadie más, porque se siente horrible”, mencionó Virginia.
Ese día la mujer que trabaja de decoradora no laboró y fue por su hija al kínder, pero ese trago amargo de inseguridad se borró al momento de pedirle con mucha voluntad a la Guadalupana.
“Ya se me olvidó, hay que ser positivos y tener confianza con ellos, ya pasó un año pero pues seguimos confiando en ellos, a pesar de todos los muertos”, detalló Herrera.
El sentimiento de paz que se debe sentir en San Pancho al momento de caminar por las calles, debe llegar con el tiempo y si es con ayuda del Ejército Mexicano mucho mejor, consideró la mujer.
“Escuché que las autoridades están discutiendo si dejar o sacar a los militares de las calles, la verdad yo al momento que veo algunos pasar por mi casa me siento más segura y que no se los lleven”, expresó.
Dijo que desgraciadamente por unos cuantos policías que hacen mal su trabajo, el resto lo pagan.
“La mala imagen es por el mal actuar de unos cuantos, pero ahorita frente al altar pediremos por todos y que por fin allá más seguridad en San Pancho”, finalizó.

ESCRIBE UN COMENTARIO