A lo largo de 17 años, la historia del Rally del Guanajuato ha dejado huella con pilotos y nombres figuras que luego se han convertido en referentes para la afición del estado.

Uno de ellos es el retirado Petter Solberg, cuyo legado se mantiene con una nueva generación de conductores que se abre camino entre los cuales destaca su hijo, Oliver.

El vástago de Petter de 18 años de edad confirmó su presencia en el Rally Guanajuato Corona 2020, conduciendo un Volkswagen Polo GTI R5, por lo que traerá recuerdos a la gente en Guanajuato del paso de su papá por el Campeonato Mundial de Rallies, como cuando ganó la temporada 2003.
Oliver es el heredero del talento Solberg y quiere tener una buena primera presentación en México, donde su papá se apuntó algunos triunfos en su carrera, como en el año 2005, con la marca Subaru.

La familia Solberg es de hecho una de gran tradición en el volante y eventos de Rally, pues también el tío de Oliver, hermano de Petter, Henning Solberg, ha participado 5 veces en México.

Pero Oliver quiere dejar todo eso atrás, escribiendo un nuevo capítulo en la historia familiar donde destaque su nombre. Para esta edición del Rally mexicano tendrá a Aaron Johnson como su navegante, uno de más experiencia, desde 2011 y recomendado por el copiloto de Petter, Chris Patterson, cuando estaba en WRC.

Oliver Solberg ha corrido hasta el momento 33 rallies, incluyendo dos pruebas del Mundial, así como Nacionales en Estonia, Letonia y Estados Unidos, siendo el piloto más joven en la historia que gana la prueba, en el Rally de Liepaja en 2019.
“Después del éxito de mi padre en México, será realmente especial para mí ir allí y conocer a sus fanáticos.”, dijo.

También te puede interesar:  ANIMAN LA LIGA

“Es uno de los mejores eventos de tierra y tener a México como mi primer evento de tierra del año será un verdadero desafío, pero lo espero con ansias”, aseguró.
De cualquier modo, el ánimo no le gana a Solberg, quien asegura irá paso a paso y esperando progresar de a poco en el evento, con una estrategia en principio reservado, aunque eso no le impedirá disfrutar el Rally, pues tiene el consejo de su papá.

“Mis expectativas son bajas, es un rally muy difícil, mi papá me dijo que es muy exigente, así que solo necesito adquirir experiencia y divertirme.”, manifestó.

ESCRIBE UN COMENTARIO