Gonzalo Franco Mercado, líder del sindicato de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, reconoció que existe inquietud en más de 1200 trabajadores sindicalizados, ante la posibilidad de emigrar a León, ocasionado por la descentralización de las Secretarías de Estado que propone el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Añadió que existen más de dos mil empleados de base (sindicalizados) y de honorarios (confianza), quienes trabajan en la dependencia federal, los cuales requerirán servicios como vivienda, educación y salud y enfatizó que las noticias “traen locos a todos los trabajadores”.

En todo el país, representa a más de mil 700 empleados sindicalizados en la Secretaría del Trabajo, de los cuales mil 200 están en la capital del país y el resto en los 31 estados.

“No se ha dicho todo, no se conoce la verdad del plan, las notas hacen que se inquieten los trabajadores, pero el senador Joel Ayala se sentará con el próximo presidente a hablar, y hasta que no estén los secretarios en sus cargos se podrá hablar del mecanismo real, hay cosas debajo de la mesa que aún no se pueden decir porque es un proceso complicado”.

Expresó que no se conoce la realidad y sólo se saben comentarios en los medios de comunicación, pero reafirmó que ve complicado sacar las dependencias de la Ciudad de México, “qué sentido tendría llevar las dependencias a los estados cuando la misma constitución dice que las secretarías deben estar donde se encuentra el poder, necesitamos conocer más del asunto”.

FAMILIAS INQUIETAS

Son muchas las familias que están inquietadas porque no conocen la realidad, “los trabajadores me preguntan qué va a pasar, que si mejor se jubilan, pero les digo que se esperen, no hay que tomar decisiones hasta que no conozcamos, mi obligación como líder es defender sus derechos y estar al pendiente de que no se afecte a los trabajadores”.

En base a su experiencia, dijo que se puede presentar una depuración dentro de la legalidad, “pienso que no se van a llevar a todos, hay gente con más de 25 años de servicio, no tendría sentido llevarlos a los estados, tal vez saquen un plan de retiros voluntarios y sea atractivo para los trabajadores, así como jubilarse y pensionarse”.

Explicó que la Secretaría del Trabajo en Ciudad de México cuenta con más del 50% de personal sindicalizado en condiciones para jubilarse de inmediato, “nosotros tenemos no menos de 650 compañeros por jubilarse, con más de 28 años de servicio y se pueden jubilar al cien por ciento, todo se dará a conocer cuando el presidente electo tenga su constancia (septiembre)”.

Dijo que el mecanismo de sacar una por una las dependencias del gobierno federal, no le alcanzarán los seis años a la administración de AMLO, “nosotros somos de las dependencias chicas, pero hay dependencias que tienen miles de trabajadores, como Salud”.

Sobre la futura titular de la dependencia Luisa María Alcalde, destacó que es una joven abogada con la cual también se tendrá que dialogar en cuanto se formalicen los cargos, para que conozca la situación de los trabajadores.

Expresó que los empleados piensan en el traslado y cambio de vida de sus hijos, además de la vivienda, “si están pagando una vivienda aquí (CDMX), ¿van a autorizar un nuevo crédito?, ¿les alcanzará para pagar dos viviendas?”, concluyó.

ESCRIBE UN COMENTARIO