Roberto Tamayo

Por mayoría de 30 de los 36 votos, diputados del Congreso local y en sesión ordinaria aprobaron el desafuero del regidor perredista de Guanajuato, Julio César García Sánchez, acusado de violencia sexual y requerido por instancias ministeriales, luego de casi un año de largo y tedioso proceso del juicio de procedencia en su contra.
Elvira Paniagua Rodríguez, diputada local del PAN, titular de la Comisión de Responsabilidades, dijo que luego de analizar el caso, argumentaciones y puntos de vista, se procedió en consecuencia.
Al regidor “se le retira el fuero de inmediato, se le notifica al Ayuntamiento y su apoderado legal, para que se proceda en consecuencia” conforme al marco legal, precisó.
El desafuero de servidores ocupó un amplio espacio de intervenciones en la sesión de la asamblea, por legisladores panistas y perredistas, quienes refirieron la reciente aprobación al marco legal constitucional, por desaparecer el fuero de los servidores públicos.
Hicieron notar que los funcionarios públicos “no deben de gozar de privilegios, sino mantener su condición de ciudadanos, como todos”.

SALE ‘RUBÍ’ AL QUITE
Asimismo, la congresista Paniagua Rodríguez dijo que García Sánchez dejará de ser regidor en el Ayuntamiento local y se llamará a su suplente para ocupar el cargo.
Es de mencionar que el regidor perredista García Sánchez fue acusado por violencia y acoso sexual, por su pareja sentimental, quien lo denunció ante la Presidencia Municipal y a las procuradurías estatales de Justicia y de los Derechos Humanos, en febrero de este año, por lo cual el regidor incluso pidió licencia para separarse del cargo y enfrentar las acusaciones en su contra.
Y su suplente será el autollamado “Rubí”, perredista transgénero quien en su momento se pronunció para que se respeten los derechos humanos.

ESCRIBE UN COMENTARIO