Un concierto como pocos sucedió el viernes por la noche en el Teatro del Bicentenario Roberto Plasencia Saldaña, como  parte de los festejos por el 40 aniversario del Poliforum la soprano Olivia Gorra engalanó la ocasión con su gran voz, misma que lució a través de un repertorio de música mexicana, española y flamenco.

Para el concierto de “Bésame mucho”, cantando las canciones del disco que lleva el mismo nombre y fue nominado al Grammy, Olivia Gorra se hizo acompañar del Mariachi Potros de México, el pianista Irving Lara; el guitarrista, Fernando Soto y Adrián Soto tocando el cajón.

Con “Serenata  huasteca” de José Alfredo Jiménez inició la noche musical, el ambiente mexicano comenzaba a sentirse al sonar de dicha pieza; Olivia Gorra  salió al escenario portando un vestido negro con detalles dorados, su potente voz fluyó con naturalidad con “Cielito lindo” de Quirino Mendoza y Cortés.

La soprano, originarias de Coatzacoalcos, Veracruz, saludó al público que poco a poco se iba entregando a su magnífico manejo de su voz; entre quienes escuchaban atentos cada canción, se encontraba el papá de la intérprete, a quien dedicó “Mi viejo” de Piero de Benedictis, aquello fue un gesto entrañable para su progenitor, ya que al terminar el tema, se puso de pie y aplaudió.

“Cariño  de  verdad”, “Ojalá que te vaya bonito”, “Quítame el beso de anoche”, antecedieron a la parte que en definitiva, se ganaría el merecido aplauso del público.

Entre la música mexicana y española

Fragmentos de “Hijo de la luna” y “La llorona” fueron mezclados cual si fueran una  sola pieza, poniendo a prueba la voz de la soprano, quien en un  par de momentos antes tuvo  que tomar agua.  Su increíble voz sonaba imponente y limpia, una  muestra de gran dedicación a la música.

También te puede interesar:  Quedan complacidos con El Tri

Olivia Gorra indicó que la siguiente la dedicaría a una niña de 4 años que estaba entre el público, y es que la pequeña puede tocar “La Habanera” de Georges Bizet, pieza de la que interpretó al mismo tiempo que “La Paloma” de Sebastián de Iradier y Salaverri; la primea sonaba exquisita con los arreglos musicales para que el mariachi acompañara a la soprano, ambas con una dificultad vocal distinta, de nuevo al finalizar la canción, el público no espero para agradecer aquella muestra con sus efusivo aplauso, el cual duró algunos minutos.

“Bésame mucho” de Consuelito Velázquez  y un popurrí de canciones, marcaban el final del gran concierto.

La petición de más canciones no se hizo esperar, “Si nos dejan”, “Cielo rojo”, “La Cigarra” seguían prolongando la noche de Olivia Gorra.

No podía faltar, por supuesto, “Caminos de Guanajuato”, tema para el cual el público se entregó totalmente a una Olivia Gorra notablemente emocionada por el entusiasmo de la gente.

Más aplausos para una noche musical exquisita cerraron el repertorio de un concierto a la altura de un aniversario.

ESCRIBE UN COMENTARIO