La Fiscalía General del Estado, a través de su titular Carlos Zamarripa, informó que de acuerdo con las primeras indagatorias la causa de muerte de Ana Daniela, encontrada sin vida en su casa el pasado 30 de noviembre, es “asfixia por estrangulamiento”, señalada por los médicos legistas.

El fiscal hizo esta aseveración, lo que podría “inferir la participación de terceras personas”, aunque señaló que para corrobóralo aún falta por conoces “los dictámenes de criminalística y genética forense que están pendientes”.

Carlos Zamarripa, en rueda de prensa, dio lectura al comunicado donde se informa que en la “vivienda donde habitaba (la occisa) en la colonia Noria Alta de la ciudad de Guanajuato capital, se dispuso de un equipo multidisciplinario de la Agencia de Investigación Criminal para la fijación de la escena, y con apoyo de los peritos criminalistas se recabaron diversos indicios que fueron preservados y sometidos al análisis científico y de laboratorio”.

Al cuerpo, dijo, le fueron practicados lo estudios forenses correspondientes para establecer la causa de muerte.

“La Fiscalía General del Estado realiza una puntual investigación apegada al trabajo científico que dote de certeza jurídica la integración de la carpeta de investigación, con los resultados de dictámenes de estudios técnicos y científicos, de lo que se estará informando puntualmente, siempre y cuando no entorpezca la labor de investigación”, señaló.

Protestas

El lunes pasado, cientos de mujeres y hombres se manifestaron en León y Guanajuato capital para exigir el esclarecimiento del caso y rechazar la primera versión extraoficial que apuntaba a que se trataba de un suicidio.

“No fue un suicidio, fue un feminicidio”, gritaban los inconformes, además de otras consignas como “el violador eres tú” o “el estado opresor es un macho violador”.

El contingente de mujeres que marchó en Guanajuato hizo una parada en la Alhóndiga de Granaditas  donde representaron la coreografía diseñada por un colectivo de mujeres chilenas que se ha ejecutado en varias partes del mundo.

Al respecto, Carlos Zamarripa dijo que estas marchas son respetables “y tienen una razón de ser”.

ESCRIBE UN COMENTARIO