ESTABILIDAD
El Consejo Coordinador Empresarial del país emitió a los organismos afiliados en Guanajuato un documento donde se detalla el contexto económico actual, los riesgos que se van a enfrentar en materia comercial los próximos meses y un plan que ayudaría a mejorar la toma de decisiones del gobierno federal, a fin de evitar una nueva crisis que nos lleve a otra década perdida como en el siglo pasado.

A las amenazas del resurgimiento de una ola de proteccionismo en las economías asiáticas, producto de un menor crecimiento económico global, se suma la incertidumbre de las políticas comerciales que pretende imponer el gobierno electo de Estados Unidos (revisión del TLCAN y repatriación de mexicanos ilegales) y una serie de retrasos en las reformas estructurales del país, en especial de aquellas que van a permitir un manejo disciplinado de los recursos públicos.

A esto se agrega la urgencia de que se aterrice lo más pronto posible el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción y se combata de manera más eficaz la inseguridad e impunidad que priva en México. Por eso el mensaje del Consejo Coordinador Empresarial es oportuno porque ya viene el proceso electoral del 2018, caracterizado cada sexenio por una lucha de poder descarnada entre los actores políticos, y se necesitan establecer las bases que permitan un cierre del sexenio con estabilidad.

El documento del organismo, cúpula del sector privado, se puede consultar en su página electrónica y de entrada advierte que hay factores que presionan a la baja la expectativa de crecimiento y los equilibrios fundamentales para la estabilidad económica del país.

Advierte por un sobre endeudamiento público, que va a limitar la inversión, degradar la calificación de riesgo de deuda y su incremento financiero, que al final va a incidir sobre el tipo de cambio, la inflación y el consumo.

También se hace énfasis en el déficit creciente de la balanza comercial por la caída de los ingresos petroleros, con menor dinamismo en las exportaciones, hecho que no ha sido compensado con una reducción similar en las importaciones que se realizan. Esto afectará el nivel de las reservas internacionales y su impacto en el nivel inflacionario.

La preocupación más inmediata de los empresarios del país, es la repercusión que tendrán las medidas que adopte el nuevo gobierno de Estados Unidos y su impacto en la volatilidad financiera y reducción de la inversión extranjera, así como una posible afectación en el comercio dentro del TLCAN, a donde se dirige el 80 por ciento de las exportaciones de México.

Como ya lo advirtieron los especialistas económicos el pasado jueves y viernes en León, durante el Foro de Comercio Exterior Mexicano que organizó COMCE, bajo este escenario, la economía no podría crecer más allá de 2 por ciento en 2017, con su impacto en el empleo y bienestar de los mexicanos.

Para amortiguar el impacto, el Consejo Coordinador Empresarial recomendó un paquete de lineamientos para producir efectos rápidos en la inversión y empleo, con especial atención en el mercado interno.

Un primer elemento es aplicar políticas públicas alejadas de los intereses de los partidos políticos y enfocarse en la atención de las demandas de la población. Por ejemplo, los programas sociales de los tres órdenes de gobierno deben ser liberados de prácticas clientelares, en especial, en este periodo previo a la elección presidencial.

Otra medida es aplicar sin demora el gasto público a la inversión productiva e infraestructura y los pagos correspondientes a los proveedores. Se necesita invertir en caminos, escuelas, calles, hospitales y obras que son básicas para atender a quienes más lo necesitan y que actualmente carecen de esos servicios.

Un elemento clave para el desarrollo económico será el acceso a financiamiento competitivo para las pequeñas, medianas y grandes empresas; que la banca de desarrollo apoye con créditos directos y garantías a la par de la banca comercial.

Además se necesita invertir en la modernización tecnológica para crear más empleos que contribuyan a abonar la productividad del país junto con una política de estímulos fiscales a las empresas.

A los estados y municipios se les recomienda un esfuerzo adicional para que logren recaudar más y mejorar los mecanismos de rendición de cuentas, homologar las contabilidades. La transparencia en la aplicación de recursos será fundamental para dar certeza a la sociedad de un correcto ejercicio del gasto público.

También va a ser necesario un nuevo plan fiscal hasta el 2020; invertir en capital humano; promover el consumo interno; afinar una nueva estrategia de comercio exterior; establecer ventanillas únicas de trámites entre otras medidas que agilicen la apertura de nuevas empresas.

Finalmente, el organismo advierte que el país está a tiempo de hacer los ajustes y cambios que le permitan enfrentar estos retos y generar la base de un fin de sexenio estable, ya se tienen experiencias en el pasado de como acabaron las administraciones bajo las presiones electorales y un entorno económico incierto, tal y como se anticipa para el 2018.

CELEBRACIÓN
Ayer a mediodía en León, se reunieron los directivos de las principales firmas japonesas que operan en el estado junto con los funcionarios de la Embajada de Japón en la ciudad, con el propósito de celebrar el cumpleaños 83 del Emperador Akihito.

Como invitados especiales de la embajada estuvieron presentes el expresidente de la República, Vicente Fox, y su esposa Martha Sahagún; el alcalde Héctor López Santillana; la regidora del PAN, Bety Yamamoto; el diputado federal Ricardo Sheffield Padilla y el ex cónsul honorario y presidente del COMCE Bajío, Miguel Ángel Franyutti.

También asistieron el secretario de Educación de Guanajuato, Eusebio Vega Pérez; el secretario de Innovación, Ciencia y Educación Superior, Arturo Lara; el subsecretario de Inversión de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado, Franco Herrera; el director de Economía de León, Ramón Alfaro, y el director del IECA, Juan Carlos López.

El Cónsul General de Japón en León, Yasuhisa Suzuki, dio la bienvenida a los asistentes en el Hotel Hotsson, y explicó que el Bajío es una región donde la comunidad japonesa y la mexicana colaboran de manera permanente y agradeció a las autoridades y ciudadanos la hospitalidad con que han sido recibidos.

Hizo un recuento de los eventos en que ha participado en León, lo que muestra el dinamismo de la región y expresó que se ha incrementado el número de empresarios nacionales que hace negocios con los japoneses.

Detalló que en esta relación no se trata únicamente de capacitar a los trabajadores mexicanos para que trabajen en sus empresas, sino de que la comunidad japonesa ha aprendido mucho de los mexicanos como es su idioma, cultura, turismo, gastronomía y sobre todo de la relación humana que se observa entre las familias.

Y ya en confianza, reveló como muestra del mutuo aprendizaje entre ambas comunidades que le gusta comer chilaquiles verdes con huevos estrellados, tacos de arrachera y guacamole pero que no le gustan mucho las guacamayas típicas de esta ciudad.

Esta es la primera ocasión en que la comunidad de León, autoridades y ciudadanos, se suman a los festejos de los japoneses que viven aquí desde hace varios años y seguramente no va a ser la última porque sus planes de inversión rebasan los 20 y llegan incluso hasta los 40 años.

Y para muestra, ya opera en León el Consulado, el Banco de Tokio, una serie de proyectos educativos y de capacitación tecnológica, atracción de inversiones y cooperación en el área de salud. Seguramente esta relación se va a alimentar de otras formas de cooperación e incluso se van a estrechar vínculos familiares por los más de tres mil ciudadanos de origen japonés que ya están en el Bajío, donde viven y estarán por largo tiempo.

REAPARICIÓN
El que reapareció ayer en León fue el expresidente Vicente Fox, uno de los principales opositores al presidente electo de Estados Unidos en su campaña electoral, para advertir que ante la amenaza que representa Donald Trump para México es necesario abrir otros canales al comercio.

El exmandatario mexicano fue uno de los invitados especiales del Cónsul General de Japón en León, Yasuhisa Suzuki, durante la celebración del cumpleaños de su Emperador, y aprovechó la presencia de los medios de comunicación para insistir en que el gobierno mexicano debe reavivar los otros 43 tratados de libre comercio que tiene el país ante el retroceso en la relación comercial que plantea Trump.

Desde su punto de vista, la mejor defensa que habrá ante las amenazas del presidente electo de Estados Unidos será aprovechar otros acuerdos regionales y en el caso del TLCAN, buscar primero un acuerdo con Canadá e ir juntos contra la política proteccionista estadounidense.

Hay otros mercados que se pueden aprovechar en Europa, América Latina y Asia entre otras regiones del mundo, eso podría amortiguar cualquier impacto que venga con la nueva política de Estados Unidos, alternativa que también planteó el presidente Enrique Peña Nieto en su visita a León el pasado viernes.

thumbnail_cari-mi-amigo

ESCRIBE UN COMENTARIO