Sin imputación de delito en el fuero común, los doce detenidos en León y presentados como una peligrosa célula criminal el pasado 9 de marzo, fueron liberados por un juez de control de la federación.

Además, el juez ordenó a la Fiscalía General de la República que investigue denuncias de tortura, abuso de autoridad y falsedad en declaraciones en contra de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, confirmó la defensa de los ahora liberados.

Previa solicitud de reserva de su nombre, el defensor confirmó que los detenidos son once mayores de edad y un menor que fueron detenidos por elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública.

La captura fue anunciada en un comunicado de la Secretaría de Gobierno del Estado en que se menciona que los detenidos son presuntos miembros de una peligrosa célula criminal, involucrada en diversos delitos, y en que señalan presuntos antecedentes de su formación, mecánica de actuaciones criminales, y el aseguramiento de armas y vehículos.

Ese comunicado atribuye la detención a elementos de Seguridad Pública del Estado y de la Fiscalía General del Estado, apoyados por la Secretaría de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional.

Pero la Fiscalía estatal no presentó ninguna imputación contra ellos. Sus agentes investigadores en Cepol Poniente iniciaron la carpeta de investigación y la turnaron con los detenidos y lo asegurado, armas de fuego y vehículos, a la Fiscalía General de la República.

Hasta ahora solo se conoce la imputación que hizo el Ministerio Público de la Federación contra ellos por delitos como la posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Los liberan

También te puede interesar:  ASESINA A TRES Y BALEA A POLICÍAS

El abogado defensor confirmó que el juez de control de la federación resolvió alrededor de la medianoche del viernes 13, la no vinculación a proceso penal, ordenó la libertad de los detenidos y ordenó a la Fiscalía General de la República investigar denuncias de tortura, abuso de autoridad y falsedad en declaraciones forzadas por parte de las autoridades que hicieron las detenciones.

Entre otros datos que desvirtuaron la imputación, señaló el abogado, la detención de los doce jóvenes se hizo en realidad en el fraccionamiento Hacienda Balbuena y no en la carretera León-Lagos.

ESCRIBE UN COMENTARIO