La Historia de León, de Guanajuato y de todo el Bajío está llena de anécdotas fascinantes y no muy conocidas. Una de ellas trata de los documentos que resguarda el Archivo Histórico Municipal de la ciudad, con anécdotas, narraciones y testimonios sobre la huella de los afrodescendientes y mulatos en el territorio.

Hoy 1 de diciembre, a las 18:00, se llevará a cabo el diálogo ‘En busca de la huella negra: presencia africana en el Bajío’ en la sala Juan Nepomuceno Herrera, ubicada en el Museo de las Identidades Leonesas en Justo Sierra 202. Participa la destacada doctora María Guevara Sanginés y Rodolfo Herrera, ambos autores del tema a tratar. Moderará Mario Vázquez, director del Archivo.

Es usual creer que la esclavitud de personas de color es un tema propio del sur estadounidense, pero en México, y en León, también se dio. Sobre este tema habla en entrevista uno de los ponentes del evento de hoy, Rodolfo Herrera.

Además de que en el evento participará Sanginés, autora del libro ‘Guanajuato diverso: sabores y sinsabores de su ser mestizo’, el Archivo Histórico guarda varios documentos valiosos que se pueden consultar, con el fin de que la ciudadanía conozca el rico acervo que permite reconstruir la historia leonesa.

Tan solo en el libro ‘Negros y mulatos en la Villa de León’, que habla de compra-venta, hay alrededor de 60 escrituras. Estos invaluables documentos datan de 1580 a 1620. Son, por tanto, 40 años en que había compradores de los entonces esclavos, quienes eran los comerciantes, etc. Herrera explica:

“La primera escritura data de 1581, y el primer vendedor fue Gonzalo Hernández, quien era carretero de bueyes y trasladaba víveres de la Ciudad de México hasta Zacatecas. En el trayecto, vendió a un jovencito de 14 años llamado Juan de Ocaña, en un precio de 280 pesos”.

Los entonces esclavos eran utilizados para diferentes tareas, pero en México, señala Rodolfo, no eran tan malos con los esclavos, pues al ser dinero invertido, los cuidaban.

Hay, además, ‘las cartas de libertad’ que eran los documentos que los españoles, antes de morir, otorgaban a sus esclavos.

La entrada al evento es gratuita.

ESCRIBE UN COMENTARIO