Hasta la madrugada

Hoy es el último día de la llamada “Feria de las Sonrisas”. Los juegos, la zona de comida y el Pabellón Guanajuato, no volverán sino hasta el 2020. Por su parte, el único sector de la feria que quedará en pie hasta la madrugada será el de “Los Gritones” quienes se preparan para su mejor época.

Entre vendedores de cobijas, almohadas, tuppers, cucharas, banquitos de plástico, vasos y ollas, “los gritones” ofrecerán sus últimas exclamaciones del 2019, con descuentos hasta de un 30%. Estarán presentes desde que la Feria abre sus puertas hasta la una o dos de la madrugada, ofreciendo sin parar sus productos.

Sin embargo, algunos de ellos apuntaron que, debido al desabasto de gasolina, este año no obtuvieron las ventas esperadas. Por eso, su esperanza es que hoy obtengan los mejores resultados.

“Morrallarama” es uno de los negocios de gritones más populares. Ofrecen toda clase de recipientes de plástico. Sobre las ventas del día de hoy, explicaron que esperan vender todas las cubetas, tuppers y vasos. En las palabras de Juan, uno de los vendedores: “Para cómo está la situación, lo que salga ya será bueno”.

Felipe López es vendedor en “El gran remate” uno de los puestos más conocidos de la Feria, que tiene alrededor de 50 años asistiendo puntualmente a la ciudad de León. Oriundos del Estado de México, recorren otras ferias del país. Felipe, de 63 años de edad, explica que hoy estarán todo el día vendiendo, y esperan que la situación sea óptima, pues sólo venderán un día, siendo que otros años les dejaban quedarse hasta tres noches después de concluida la feria.

También te puede interesar:  Concretan jesuitas entrega de Santuario de Guadalupe

“Este año al principio no nos fue tan bien, debido a lo del desabasto de gasolina. Por suerte, la gente siempre viene aquí y querrá comprar. Realmente tenemos las mejores expectativas, salga lo que tenga que salir, que ojalá sea lo mejor”, dice Felipe.

Las almohadas estarán a 30 y 60 pesos. Las cobijas, dependiendo, pero habrá para todos los bolsillos y gustos: la de borrego a 500 pesos, los cobertores de niños a 250 pesos, para la cama king size a 300 pesos. Ariel, uno de los “gritones” del área de cobijas, apuntó: “nos iremos hasta que se venda la última”.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO