Para los habitantes y comerciantes del Barrio Arriba, la posibilidad que hay de que se instale ahí una universidad sería “fabulosa”.

Para los habitantes como Miguel, el barrio ha decaído estos últimos años desde que se fue la Cruz Roja de la zona, al igual que las tenerías y por ende, toda la actividad económica decayó completamente al grado que todos los bancos cerraron y decenas de comercios cerraron también.

Ayer, en un recorrido por el Barrio, El Heraldo pudo contabilizar decenas de casas con aspecto de abandono y calles completamente solas, en silencio.

El año pasado, por ejemplo la calle 20 de enero aún abundaba en establecimientos de comida y demás insumos, sin embargo, desde que el Hospital Regional que se ubicaba ahí cerró y cambió de sede, la calle al día de ayer se veía más disminuida en cuanto a afluencia comercial.

Este diario contó más de 10 locales con el anuncio de “se renta”, siendo esta situación un constante y un reflejo de otras áreas del Barrio, como por ejemplo el Mercado Allende.

Allí, a las afueras del mercado este diario entrevistó a Ernesto, un habitante de toda la vida del Barrio, quien también señaló que la posible llegada de la universidad es algo muy bueno y que contribuye a buscar esa resurrección y renacimiento de la zona.

Aunque si bien las autoridades municipales no han querido definir qué universidad sería y en qué zona del Barrio se ubicaría, los ciudadanos se parecen entusiasmar y hasta esperanzar con esta propuesta.

Ambos entrevistados señalaron la importancia que el Barrio tiene para la ciudad, pues según ellos y también documentos del Archivo Histórico Municipal de León, en las entrañas del Barrio Arriba surgió la emblemática labor que ha distinguido a los leoneses: la de curtiduría y zapatería.

También te puede interesar:  SE MANIFIESTAN EN CASA DEL ALCALDE

ESCRIBE UN COMENTARIO