Pareciera que con la pandemia de coronavirus algunos hábitos cambiaron… lo cierto es que otros permanecen igual, como el hecho de que los conductores alcoholizados permanecen. Así lo revela el suboficial de Tránsito Municipal de León adscrito al área de Educación Vial, Sergio Carrales Ortega:

“Pensábamos que con la pandemia nos íbamos a estar resguardando, y parece ser que no lo logramos, y que la gente bajó un poco la guardia”.

Básicamente, explica Carrales, todo se relaciona con una cuestión social, en donde la gente, y sobre todo los jóvenes, consideran que conducir bajo el estado de ebriedad es una acción sencilla, aunque no falta quien lo haga por competencia.

Combinar el exceso de velocidad y alcohol siempre será letal, y siempre es necesario insistir. Carrales recuerda el más reciente caso, que fue en bulevar Morelos en el tramo de Ibarrilla y Antonio Madrazo. La calle Madero, por ejemplo, es un lugar turístico donde muchas personas van a divertirse, por eso en cuanto las autoridades sanitarias lo permitan, será llevar ferias de salubridad para mostrar estadísticas, imágenes, y fomentar la cultura del conductor designado.

El objetivo fundamental durante el 2021 será continuar la labor de concientización.

Los fines de semana son los días donde más conductores ebrios se detectan, de viernes para sábado, y sábado para domingo. “Pese a la pandemia no hemos bajado la guardia y seguimos intensificando nuestras labores de patrullaje, sacando de las calles a esas personas que signifiquen un riesgo para la población en general”.

ESCRIBE UN COMENTARIO