León comenzará su segunda semana dentro de la Liga MX y primera de cara al arranque en Copa, mal y de malas, en que intentará olvidar el 0-3 encajado contra Atlas pese a tener cargada actividad.

Los Panzas Verdes iniciarán sus trabajos de semana con pocas horas para recuperación de cara al juego contra los Diablos Rojos del Toluca, el próximo domingo, no sin antes olvidar su debut copero.

El equipo verdiblanco debutará en el Apertura de Copa ante los Alebrijes de Oaxaca, un juego en que dispondría de un equipo más decente para tratar de hacer olvidar a su afición el comienzo con el pie izquierdo.

Y es que sólo la proximidad del juego en Copa explicaría la ausencia del central Iván Piris, y la poca actividad de Luis Montes, quien debería tener minutos ante el cuadro de Ascenso.

La buena noticia, es que pese a la proximidad del juego, los Esmeraldas tendrán después 5 días de recuperación, antes de volver a la actividad en la cancha del Estadio Nemesio Diez, por la fecha 2 del torneo liguero.

El equipo tendrá además la oportunidad de probar más tiempo a su refuerzo Maximiliano Cerato, así como debutar a su portero Carlos Felipe Rodríguez, toda vez que la presentación de Álvaro Ramos y Alan Cervantes pasaron de noche.

A partir de mañana, la actividad del León comprenderá 10 juegos en 5 semanas, hasta la jornada 7 de la Liga MX, incluyendo fecha doble, y los 4 de la fase grupal de Copa.

Por ello, la administración de la plantilla y el cuidado de los lesionados será importante para subir el ritmo de juego de los de Javier Torrente.

León comenzará la segunda semana de Liga en la parte baja de la tabla, sólo encima de La Franja del Puebla, que perdió 5-0 contra los Tigres.

ESCRIBE UN COMENTARIO