lunes, junio 17, 2024
InicioRegionalSilaoAuguran año ‘complicado’

Auguran año ‘complicado’

Ante un 2017 que se vislumbra desalentador, el cura del templo de Santiago exhorta a los fieles a ‘abrazar al prójimo’

Por: Bernardo Monroy

Pese a que ya terminó la Navidad y viene un 2017 desalentador, el párroco del templo de Santiago Apóstol de Silao, Roberto Licea Herrera, exhortó a los fieles a tener esperanza y, sobre todo, mucha fe para el año próximo.

El sacerdote Licea Herrera invitó “a la comunidad y a los lectores a no perder la esperanza. Sí, se presentan momentos difíciles, y más cuando vivimos situaciones de pobreza, de inseguridad y de injusticia. Hay desempleo, hay falta de oportunidades para nuestra gente, pero no hay que perder la esperanza”.

El Sacerdote explicó además que el desaliento y el desánimo no son soluciones viables. Encerrarse cada quien en su mundo no es una salida positiva, sino salir a contactar con el hermano, con el prójimo, y juntos compartir cada momento que se está viviendo y se vivirá.

El Sacerdote prosiguió respecto a las expectativas para el 2017:

“Siento que hay que seguir con la actitud de esperanza. La situación económica parece que va a ser más difícil, pues todo sube y los salarios han sido muy pocos, o casi nada. Sube el transporte, subirá la gasolina y los artículos de primera necesidad. La situación no es para alarmarnos, sino para buscar soluciones pacíficas, promover el diálogo, la solidaridad, la ayuda y, sobre todo, el compartir”, dijo el Prelado.

 INDISPENSABLE SOLIDARIDAD

El Sacerdote invitó no a pensar qué va a ofrecer el año próximo, sino al contrario: qué va a ofrecer cada quien. Además, sugirió que cada quien haga examen de conciencia para cambiar para bien, externando el sentimiento de ayuda al prójimo.

El cura Licea Herrera señaló, en entrevista para EL HERALDO, que estamos todavía en el ambiente navideño, pues en la Iglesia la festividad no se celebra sólo una noche o un día sino toda una semana, es por eso que se trata de una gran e importante fiesta, además:

“No podemos limitar la Navidad a un momento. Lo importante es el acontecimiento que nosotros como cristianos celebramos, que Dios quiso compartir en nuestras vidas, el hecho de que Dios se hizo hombre, de que Él vino al mundo y que quiere caminar con nosotros”.

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular