Hasta 30 mil niños sicarios habría en el país, según estimaciones del médico psiquiatra Enrique Lara, una cifra igual a la que calculan de niños, niñas y adolescentes asesinados en el ambiente de inseguridad y criminalidad que se vive en México.

El doctor consideró que la problemática se puede superar trabajando en las causas que la generan, como la desigualdad social y económica.

El especialista, ponente en el Segundo Congreso Internacional de Medicina Táctica, que se verificó en León, coincidió con resultados de un Informe reciente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el que se sostiene que niñas, niños y adolescentes conforman la parte de población más vulnerable a la violencia criminal.

Señaló que en México se estima que existen unos 30 mil niños sicarios, considerando que ese es un problema de suma gravedad.

Indicó que los menores que matan por dinero, al servicio del crimen organizado, han sido encaminados e instruidos en la comisión de ese delito cuando aún no han adquirido siquiera la capacidad de tomar decisiones por sí mismos.

Afirmó también en que hay diferentes formas de violencia contra los menores, desde su empleo en actividades criminales como en la vigilancia para los grupos delincuenciales, como la venta de drogas, o halconeo, hasta su empleo para el traslado de drogas, la trata de personas, la privación ilegal de la libertad, su asesinato y el empleo como sicarios.

Por otra parte, añadió que medios de comunicación que transmiten series de criminales proyectando situaciones que hacen deseable por aparentemente exitosa y clamorosa la vida criminal, y la exhibición de supuesto poderío y valentía de los criminales, influyen culturalmente también en individuos de las nuevas generaciones a los que les resulta atractivo dedicarse al crimen.