HABÍA UNA VEZ…

Bernardo Graue Toussaint (graue.cap@gmail.com) en su entrega “Goteo, ranas y AMLO”, formula un par de situaciones que los gentiles lectores de este escribano pusieron sobre nuestra mesa de trabajo, planteando una analogía que es valioso compartir.

Lo que Graue denomina como “el síndrome de la rana hervida”, se sintetiza en lo que los mexicanos vemos y sentimos después de cada homilía mañanera pontifical: “No pasa nada, no pasa nada…hasta que pasa”.

Un montón de gente lo dice y se arrepiente de su voto, pero más del 70 por ciento de los encuestados aprueba la gestión del señor de Macuspana. Así será hasta que pase algo sentido, en carne propia.

La máxima norbertobobbiano-platónica del “Me canso ganso”, puede traducirse como “Se hará mi voluntad” Esto, en opinión del analista, significa “Acostumbrar por goteo a las masas a creer que él puede darlo todo o quitarlo todo” O sea, clientelismo al más puro estilo Maduresco.

Muchos otros actores y protagonistas, continúan en su zona de confort, hasta que “algo” pase.

EL GOTEO SOBRE LAS MASAS

Se ha vuelto un sistema de comunicación social. Es el caso de Martí Batres, legislador por MORENA, que acusó –sin pruebas- a Felipe Calderón como “experto en fraudes electorales y baños de sangre” Y aquí es donde aparece la primera apreciación machuchona: Calderón gobernó del 2006 al 2012, lo que significa que el joven Batres se ha tardado –tantito- en ir a denunciar al expresidente por todo eso que dice. La pregunta: ¿Por qué hasta ahora la denuncia “contra el expertos en fraude y sangre, mi estimado Seneitor?

EL OTRO GOTEO MACHUCHÓN

También dirigido a las masas, lo propició Don Richard Monreal, cuando se fue a la yugular de las agencias calificadoras –seguramente el jefe Monreal tiene otros números- cuando aseguró que es “decepcionante el juicio de las calificadoras por el plan de fortalecer a PEMEX. Pero, también preguntó: “¿por qué no se decepcionaron cuando ocurría el saqueo, la corrupción y la destrucción de la empresa”

Y el amanuense hace suya la expresión de los analistas financieros de mi adorada Mari Carmen Cortés: Porque las calificadoras solo ponen atención a los números, no a las obras de tipo social, a la clausura de guarderías o la dotación de recursos para “Ninis”. Solo desempeño financiero.

MACHUCHONADA INTERNACIONAL

El “Efecto Machuchón” no se limita a nuestras fronteras, dicen varias de nuestras bellísmas lectoras. CNN (https://cnnespanol.cnn.com/2019/02/13) reprodujo la machuchonada de Delcy Rodríguez, la inquilina de segunda de El Palacio de Miraflores en Venezuela, cuando aseguró –que extraño, otra vez, sin pruebas- que la ayuda humanitaria estadounidense que espera ser ingresada a su país, “viene contaminada y envenenada, es cancerígena”

No obstante, la vice-tirana lanzó una machuchonada espectacular: La tal ayuda humanitaria de los Estados Unidos,”… puede considerase como armas biológicas” que contiene productos químicos para envenenar a la población de Venezuela.

FRENTE A ESTO

Al escribano le queda una última opción. Asegurar ante el respetable: Yo no soy machuchón… pero si lo dice el mandatario, “por ti seré”.