Personal de servicios públicos municipales y del departamento de señalamientos de la dirección de trasporte público municipal están dándole mantenimiento al bulevar Josefa Ortiz de Domínguez.

Prácticamente desde la segunda mitad de la semana pasada, el personal de señalamientos estuvo pintando de amarillo los señalamientos de las paradas de autobuses, así como cruces peatonales y al día de ayer estaba pintando la guarnición del pabellón.

Al día de ayer, aproximadamente en la repintada de las áreas iban a la mitad de la vialidad, por lo que lo más probable es que tarden una semana más en terminar todo.

Por otra parte, un par de trabajadoras de servicios públicos municipales estaba a la par limpiando y barriendo el bulevar.

Sus nombres son Celia y Blanca, siendo ésta última la que más tiempo tiene trabajando en la dependencia, con 12 años de antigüedad.

“Ya tengo 12 años en éste mismo bulevar” explicó.

Compartió con El Heraldo que desde muy temprano inician su labor de barrenderas desde el entronque con el buevar Emiliano Zapata.

Sin embargo, el bulevar Josefa Ortiz de Domínguez es uno de los más peligrosos para el personal de servicios públicos debido a que prácticamente es de un sólo carril y no tiene espacio para ciclovía, por lo que tiene que usar conos para que los autos sepan que se encuentran trabajando.

Blanca compartió que a pesar de eso, ya han “aventado” a algunas de sus compañeras con todo y cono incluso.

“Lo único que podemos hacer para evitarlo es pegarnos lo más posible al pabellón” expresó la señora.

Lo favorable, es que en la Dependencia de Servicios Públicos están completamente aseguradas y tienen el respaldo total de su jefe directo.

Su labor la concluyen alrededor de las 3 de la tarde diariamente.