Es sabido y conocido que en León se origina la mayor parte del calzado del país, con 57.8% del valor total de la producción. San Francisco del Rincón contribuye con el 6.7% y su vecino, Purísima del Rincón el 3.9%.
El 17% restante se encuentra en Guadalajara, Zapopan, Iztapalapa y San Mateo Atenco. De acuerdo con el INEGI estos 8 municipios conforman el 85.4% de la producción total de calzado del país.
La historia del calzado, en León, se remonta al año de 1645 cuando iniciaron los primeros talleres productores de zapato. Eran lugares con equipos rudimentarios en los que se trabajaba mucho y se ganaba poco. Había alrededor de 36 familias entre españoles, criollos, mulatos e indígenas que laboraban zapatos para personajes encumbrados del virreinato.
El ferrocarril transformó como en Argentina (ganado y carnes) la industria y con él llegaron maquinarias que favorecieron el aumento en la manufactura del calzado. Paulatinamente iniciaron las exportaciones hacia estados Unidos, siendo Texas el primer estado de la Unión Americana que compró gran cantidad de zapatos leoneses.
La industria pasó de pequeñas picas a fábricas importantes, acompañado de la curtiduría que promovió el empleo, atrajo personas, comercio y con ello el progreso de la ciudad.
“La primera fábrica de zapatos que sentó las bases y forjó los lineamientos para convertirse en empresa formal, fue “La Nueva Industria”, que comenzó a trabajar en 1872 bajo la batuta de su dueño, don Eugenio Zamarripa”
Para el año de 1900, el 17% de la población económicamente activa laboraba en la industria del cuero. Don Teresa Durán fue el primer empresario zapatero que, en 1905, tuvo la visión para emprender la producción en serie.
Actualmente, la tradición continúa. Sin embargo, “algunas voces señalan la necesidad de reconvertir León en la parte industrial para que genere un mayor progreso”. (Javier Plascencia Reyes).
Nuestra ciudad está en constante cambio. Se ha transformado, agregando nuevas áreas industriales en diversos campos incluyendo el de servicios.
Aunque la industria del zapato, accesorios y curtiduría permanecen fuertes, cada día están, no solo están perdido terreno como fuente de ingresos para el municipio y el Estado, también empleados (muchos de ellos calificados) porque han migrado a otros sectores.
De acuerdo con los datos de la Secretaría de Economía, El Bajío es hoy es la zona industrial de más rápido crecimiento de toda América Latina. Las cuatro regiones que la conforman captaron 419.2 millones de dólares en inversión extranjera equivalente al 11% del total de recursos que atrajo el país en su conjunto. Las ventas vinculadas a la industria automotriz aumentaron 14.9% (Bombardier, Eurocopter, Pirelli, Volkswagen, Honda, Mazda, Nissan y General Motors)
Hay una constante necesidad de empleos en este sector y muchos trabajadores del calzado le están dando la oportunidad. Han decido dejar de lado sus conocimientos técnicos para aprender otras habilidades.
La industria del calzado también han sido afectados por su contraparte competidora: Los chinos.
Efectivamente, a pesar de que se conocen estas amenazas continúan sin encontrar la cuadratura al círculo.
Tendremos que revisar los formatos y las formas. Ya el municipio de León dejo de ser una ciudad de negocios familiares y se ha convertido en un escaparate mundial, aunado al resto del Estado y sus vecinos para conformar la Mesopotamia de México (ver articulo previo) .
Asimismo, deberemos potencializar a las empresas mediante capacitación, no solo a los empleados, también a los directivos y propietarios de los negocios. Dejar a un lado la parte del “self made” o “yo me hice solo”, para permitir el desarrollo con los avances no solo tecnológicos, también del conocimiento que muchas veces soslayamos por mantener el negocio familiar sin darnos cuenta del potencial que se esta desperdiciando.
Habremos de romper las brechas generacionales por falta de comunicación ahora que la “Generación Y” o de los “millennials (miléncia) esta ocupando puestos importantes en las empresas… pero esto será el tema de otro artículo
¡León, orgullo nacional en la industria del calzado!
¡Hasta la próxima!
Comentarios: [email protected]