Obras mal terminadas en la esquina de la calle Morelos y zona peatonal se convierten en un peligro latente para las personas de la tercera edad y los niños que sufren caídas en el sitio.

Isidro Sánchez, comerciante que a diario se ubica en la zona, señaló que debido a la falta de lozas y lo mal hecho de las obras que recientemente fueron entregadas al municipio muchas personas han padecido caídas debido al hueco que se ubica a un costado de un poste de concreto.

Afirmó que las personas que más se llegan a caer en el lugar son mayores de edad y los niños.

Explicó que en ocasiones las personas se alcanzan a agarrar el poste de concreto pero  otras veces ni oportunidad tienen de eso y terminan  tendidas en el suelo o golpeándose contra los negocios que se ubican a un costado.

Agregó que en las obras realizadas alrededor del mercado, en la esquina de la calle  de Pino Suárez, quedaron con varios baches que ponen en riesgo la integridad de las personas.

Precisó que se debe de obligar a la empresa constructora para que termine de manera satisfactoria  los trabajos que quedaron mal hechos.