Morena al parecer trae la mano caliente y podría imponer su poder en ambas cámaras para sacar por la vía rápida varias leyes que son prioridad para cumplir con las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador.

Este jueves, la senadora Olga Sánchez Cordero, presentará su iniciativa de ley del uso de la marihuana que podría permitir que cualquier ciudadano pueda portar 480 gramos (casi medio kilo) por la calle, sembrar hasta 20 plantas en su casa o asociarse con 150 personas en una cooperativa para sembrar cannabis.

Además autorizará a empresas farmacéuticas para que la industrialicen, u a otras empresas para que la puedan vender como cigarros o crear clubes para fumadores de la María, tal y como existen en varias entidades de Estados Unidos.

Tanto el PAN como el PRI nada podrán hacer si los morenistas deciden darle rapidez a la ley que proponga Sánchez Cordero, quien renunciará al senado el primero de diciembre para ser la nueva titular de la débil Secretaría de Gobernación.

Con esta ley, Morena quiere despenalizar a quienes porten pequeñas cantidades de marihuana y disminuir los índices de criminalidad, pues la mayor parte de las detenciones que se hace en el país es por portación de marihuana, cocaína y cristal.

Lo más preocupante para la oposición es que realmente haya un análisis sobre los modelos europeos, los latinoamericanos y los más recientes de Estados Unidos y Canadá, sobre el uso de la marihuana de manera medicinal y recreativa.

México requiere crear su propio modelo con una mayor seriedad, pues los índices de criminalidad que posee no existen en ninguna parte del mundo y en gran parte se deben a la comercialización indebida de la marihuana y una variedad de drogas.

El caso de Denver, Colorado, es sorprendente, pues de ser una ciudad de apenas un millón de habitantes en 2010, creció a un millón y medio, todo gracias a que se convirtió en un paraíso para los fumadores de marihuana. Sin embargo, con ellos también llegaron los problemas sociales en salud.

COMO ENCHILADAS

Los diputados panistas guanajuatenses, Juan Carlos Romero Hicks y Jorge Espadas, han manifestado en varias ocasiones que es preocupante la rapidez con la que Morena está sacando iniciativas de ley sin un rigor de análisis y como niños de primaria, de redacción.

Para cumplir la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador, se creó la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, mejor conocida como ley de Salarios Máximos de los burócratas.

Los panistas denunciaron errores en su redacción desde su publicación hace un mes, y ahora será enviada nuevamente al Senado con las correcciones, para que sea aprobada antes de que se ponga la banda presidencial Andrés Manuel.

Ahora existe el riesgo de que también se aplique la misma rudeza aplastante sobre la oposición, en la Ley Marihuana, la Ley del Fiscal General, que por cierto será presentada la iniciativa el próximo 20 de noviembre, la Ley de la despenalización del aborto y la Ley de ingresos y egresos federal, por citar algunas.

Lo más increíble para la oposición es que Morena cuenta con más de 300 diputados en su alianza con PT, PES, algunos del Verde y ninguno pudo revisar y corregir los errores que presentó la Ley de Salarios Máximos, hecho que fue aceptado por Ricardo Monreal ante el periodista Joaquín López Dóriga.

Para los expertos en leyes, el nivel de la toma de decisiones parece que está enfocado a lo que solicite el próximo mandatario y sobre la marcha se irán corrigiendo los errores de redacción de las leyes (errores de dedo), pues lo importante es cumplir las promesas de campaña, con los riesgos que se puedan correr.

BUSCAN 17 MIL MILLONES DE DÓLARES

Los senadores regresaron a la cámara de diputados para sus modificaciones a las reformas 22 y 73 de la Constitución, que hablan de la extinción de dominio a huachicoleros, a través de la cual el gobierno federal busca recuperar 17 mil millones de dólares.

En Guanajuato, el gobernador Diego Sinhue prometió en campaña que también se legislaría al respecto, veremos si de esta base jurídica nacional, el estado puede hacer mejoras y frenar la ola de  homicidios.

Hablando de seguridad y finanzas, este miércoles nuevamente se reunió el mandatario estatal con su secretario de gobierno, Luis Ernesto Ayala; el de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca; el procurador Carlos Zamarripa y el secretario de Finanzas, Héctor Salgado Banda.

Esperemos que pronto haya noticias sobre la liquidación del Programa Escudo y las compras para  equipamiento de las policías en los 46 municipios.