Este 10 de abril se conmemoró el centenario luctuoso de uno de los héroes nacionales más importantes de nuestra historia mexicana.

Al General Emiliano Zapata se le reconoce por su limpieza, no solamente de su pensamiento, sino en sus acciones del devenir histórico que le tocó vivir en tiempos del General Villa, Carranza y muchos más actores principales en época revolucionaria, donde la vida se la jugaban a diario. En el caso de Emiliano Zapata, a quien lo consideraban como la bandera de la Revolución, pese a que siempre rehuyó todo encuentro y se mantuvo alejado de las balas; su campo de acción se establece como base principal en el estado de Morelos.

Luchaba por la repartición de las tierras que estaban en manos de latifundistas, heredados desde tiempo de la Colonia en toda la República y pregonaba que la tierra es de quien la trabaje y no para quien la tiene para beneficio de enriquecimiento, con egoísmo al pueblo y reparto de los productos de la tierra.

En Chinameca, fue asesinado en una emboscada por tropas del Coronel Jesús Guajardo, que a su vez estaba a las órdenes del General Pablo González. En el mismo evento fueron también asesinados los generales Manuel de Palafox, segundo jefe del movimiento zapatista; Pedro Amoles, integrante del Estado Mayor de Zapata; Maurilio Mejía, sobrino de Zapata, y Manuel Palacios, secretario del mismo.

Al General Zapata se le acusaba, sin razón, de que se rebelaba en contra del Gobierno, cosa que no era cierta, para justificar este hecho vergonzante y criminal; se concluye que nada se logró. En aquel entonces el pensamiento de Emiliano Zapata hizo crecer el movimiento para el reparto de tierras y ahora a 100 años de distancia que muchos se quieren cobijar a la sombra del Caudillo del Sur, porque fue un grande y obviamente en un mundo muy grande es digno de ser recordado por muchos años más.

Hay muchos que recurren a su recuerdo, como dicen el refrán: “El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”; pero podemos decir que el Excélsior, el Periódico de la Vida Nacional, que sigue llamándose igual en la actualidad, fue el que dio la noticia que recorrió todo el país. En aquel entonces su director era Rafael Aldusin, y este periódico de circulación nacional sigue siendo tan importante, por eso rendimos homenaje a este diario que tiene vigencia de más de 100 años informando con veracidad, con exactitud, seguridad y elegancia, apegado siempre a la verdad y mostrando a la vida nacional los mejores y más trascendentes eventos nacionales. Excélsior sigue siendo uno de los más importantes en los medios periodísticos.

Pues bien, el presidente de la República, Andrés López Obrador, también se unió a los homenajes y no quiso ir al lugar donde murió el General Zapata, Chinameca, pues en ese lugar hubo una protesta generalizada y también en la Ciudad de Cuautla, por la insistencia del Gobierno Federal de construir una termoeléctrica, que según los que protestan afirman que van a perder el agua que ahora tienen en forma suficiente, pues la contaminación producida por esta termoeléctrica dañaría al estado de Morelos. No tenemos la posibilidad de saber a ciencia cierta quién tiene la razón, pero los que tienen una posición seria, y será muy difícil convencerlos, es a quienes se oponen a la construcción de esa central eléctrica.

El presidente de la República optó por ir a la plaza principal de la Ciudad de Cuernavaca, donde hizo el homenaje al General Emiliano Zapata y lo recibió ahí el ahora morenista y gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco, bastante criticado por su actuación como gobernador. Desde allí el presidente de la República exaltó la figura de Emiliano Zapata y volvió a pronunciar los apoyos que está dando el gobierno y los que va a dar para la gente adulta, los jóvenes sin trabajo y al campo. No expresó más de lo que ya había venido diciendo en otras ocasiones. Hay que reconocer que está haciendo un esfuerzo importante para ir cumpliendo todos los reconocimientos que están haciendo.

También te puede interesar:  Los compromisos de migración son difíciles de cumplir

Indudablemente que el presidente es una figura actualizada, con un poder de convocatoria importante y sobre todo que podrá ser criticado por algunos y elogiado por otros; lo que si es cierto es que ha habido un cambio de régimen muy importante y trascendental en la vida del país.

Nosotros desde esta columna pensamos que es mejor conseguir un éxito en el plan de expansión, de trabajo y desarrollo económico que tanta falta nos hace para México a través de este presidente que tomó posesión este primero de diciembre del año pasado.

El 30 de noviembre del año pasado se firmó la aceptación del acuerdo entre los tres países: Canadá, Estados Unidos y México, que viene a sustituir al Tratado de Libre Comercio, que en este momento sigue vigente y en las mismas condiciones con las que se firmó en tiempos del presidente Salinas de Gortari.

En la firma de ese nuevo acuerdo se incluía el compromiso de una reforma laboral de nuestro país, que es un cambio en las leyes que regulan la condición con la que actualmente se conducen con los actores que pertenecen al sector laboral.

La reforma laboral ya estaba en el Congreso para su estudio, discusión y aprobación, pero lo que determinó la rapidez para la dar la aprobación de este que es un compromiso firmado, fueron las declaraciones de la congresista en la Junta de Representantes de Estados Unidos, que es el equivalente de la Cámara de Diputados y que está controlado en su mayoría por el partido demócrata y cuya presidenta la Sra. Nancy Pelosi dijo que no iban a aprobar el nuevo tratado porque México no había concluido la reforma laboral, de ahí que los diputados y senadores hayan tomado nota inmediatamente que faltaba rapidez para atender este trascendental cambio legislativo.

En este momento ha sido aprobada en principio en comisiones y está por terminarse el trámite legislativo para salvar este requisito. Nos queda poco espacio para poder explicar y comentar sobre la reforma laboral, y prefiero establecer escribir en los siguientes artículos sobre la citada reforma laboral.

Por lo pronto en la vida cotidiana, este domingo que los católicos denominamos Domingo de Ramos y que es el inicio de la Semana Santa, muchos habitantes de todas las ciudades de la República se dirigen a los puntos de recreo, playas y lugares de descanso para regresar en lunes de Pascua. Hacemos una llamada a la prudencia de quienes manejan en las carreteras nacionales, para que lo hagan de forma adecuada, sin exceder los límites de velocidad y sin manejar en estado de ebriedad o con el uso del celular. Que todos los que van de viaje tengan un buen regreso y gocen de las esperadas vacaciones que se proyectan con tiempo para esta Semana Santa y posiblemente alargándose para esta Semana de Pascua.

Atentamente
Ing. Pedro Medina Hurtado