Piden paciencia

Luego de la resolución en el Primer Tribunal Colegiado Civil del XVI Circuito en Guanajuato a favor de reconocer a los socios fundadores del Club Social y Deportivo León, A.C., éstos coincidieron que se ha dado un paso adelante para recuperar el Estadio León.

El licenciado Luis Daniel Durán Fuerte, especialista en materia de amparos, informó que el miércoles se admitió el amparo para el efecto de que todos los asociados fundadores puedan tener intervención directa en el Juicio Ordinario de Roberto Zermeño, el 009/2011 del Juzgado Tercero de Distrito de León.

Con ello, se podrán deducir, ahí, todas las acciones legales pertinentes para echar abajo toda la representación, en este caso de Roberto Adán (hijo de Zermeño) y de su socio Roberto González (de Leche Cuadritos en Celaya) y al efecto de poder recuperar todos los bienes.

 “Ahorita está en etapa de ejecución que ya está él a punto de recibir los bienes, la intención aquí es empatar la representación que tienen los asociados fundadores desde su creación porque desde un inicio, hubo un consejo directivo que nunca fue llamado a juicio por parte de Zermeño y su grupo”, declaró.

Agregó que la intención por ahora es precisamente repeler ese avance jurídico que ellos llevan en ese expediente.

Dijo que “es un reconocimiento jurídico de su personalidad de su carácter de asociados fundadores, que eso pesa mucho, porque son los que originalmente constituyeron la asociación del Club León y ya le están dando ese reconocimiento de que son los principales, los realmente creadores de todo esto que ha seguido la afición, desde su Estadio, el Club como tal”.

Sin embargo, no quieren entrar en triunfalismos, pues es un primer paso, “realmente ‘vamos empezando el partido’, ahora sí hay con qué jugar, ya tienen esa personalidad, ahora sí ‘tenemos cancha y balón’”.

 “’Vamos metiendo el primer gol’ y basado en eso, vamos a seguir adelante; él (Zermeño) evidentemente se va a defender, ya se siente que tiene en la bolsa los bienes de la asociación, el chiste es no permitir que se apropie para sí mismo o de la forma personal, cuando una asociación civil, en este caso la del Club León, los fines son realmente sociales,  a favor de la generalidad de la población y no para que él se beneficie en lo personal, él o su familia”.

Apuntó que están en los tiempos del Tribunal y no es tan rápido, pero considera que este litigio se resolvería en dos o tres años aproximadamente, en lo que se revisa para poder obtener una resolución definitiva.

A la afición le pide paciencia, “pero sepan que de antemano se va a recuperar el Estadio.