Por segundo vez, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) vio frustrada su pretensión de imputar a Sebastián, de 47 años, el feminicidio de Verónica, quien fuera su pareja y a quien él le habría dado muerte al apuñalarla el 6 de agosto en el centro comercial Chedraui, y podría incluso ser liberado por segunda vez, a pesar de las sospechas sobre su responsabilidad en el crimen.

Sebastián es, en la hipótesis del Ministerio Público, el hombre que ese día sostuvo una discusión con quien fue su pareja y de la que tenía tiempo separado. Durante la discusión apuñaló a Verónica y escapó herido, aunque él mismo se habría provocado una herida de arma blanca en una de sus muñecas.

Localizado, detenido e investigado y bajo sospecha de ser el asesino, Sebastián se vio liberado bajo reservas de ley al concluir  el término constitucional de 48 horas desde su detención, porque estaba hospitalizado y su médico tratante no lo daba de alta.

CAPTURADO

El jueves 9 de agosto, por la tarde, fue dado de alta y enseguida fue capturado con orden de aprehensión y puesto a disposición del Juzgado Regional de Oralidad para formularle imputación del delito de feminicidio, cometido en agravio de Verónica.

Dicha audiencia fue agendada para las dos de la tarde de este viernes, pero Sebastián fue de nuevo trasladado para hospitalización y la audiencia quedó postergada.

Él era reportado delicado e intubado, pero las autoridades ministeriales que lo mantienen bajo custodia policial dijeron desconocer aún, este sábado a mediodía, el diagnóstico del padecimiento que lo mantiene en ese estado.

Si Sebastián continúa hospitalizado el lunes próximo por la mañana, cuando venza el termino de 72 horas para que un juez resuelva su situación jurídica, deberá ser declarado libre de nuevo, con reservas de ley.