La Contraloría Municipal detectó a cuatro funcionarios más que modificaron cuentas de impuesto predial, que serán denunciados ante la Fiscalía Especial por presunto fraude y corrupción, para que se realicen las investigaciones pertinentes.

El contralor Leopoldo Edgardo Jiménez Soto expuso que se continúan las indagatorias internas en el área de ingresos inmobiliarios para encontrar a más posibles empleados involucrados en la modificación de cuentas de impuesto predial.

Con estos nuevos cuatro empleados detectados, más los dos casos denunciados ante la Fiscalía Especial Anticorrupción, por presunto fraude el 9 de abril, suman seis que son investigados, refirió.

Los dos primeros casos corresponden: Uno a un auxiliar administrativo de la Dirección de Impuestos Inmobiliarios de la Dirección General de Ingresos, que modificó el valor comercial de cinco cuentas prediales, por lo cual la Tesorería Municipal dejó de recaudar 438 mil 002 pesos con 64.

El otro corresponde también a auxiliar administrativo de la misma dirección, que modificó el valor comercial de 997 cuentas prediales en los años comprendidos de 2017 a 2019, por lo cual la Tesorería Municipal dejó de recaudar 8 millones 335 mil 182 pesos con 43 centavos.

A ese respecto la presidenta de la Comisión de Hacienda, síndica Leticia Villegas consideró que existe una presunta “red de corrupción” que se debe investigar a fondo para erradicar este problema que se viene detectando en la dirección de Impuestos Inmobiliarios y fuera de ésta.

La regidora Vanessa Montes de Oca, integrante de la Comisión de Contraloría y Combate a la Corrupción, pide al contralor que profundice y amplíe las investigaciones que no se quede corto para que se erradique la presunta corrupción que se viene detectando, probablemente hay más implicados en estos casos.

“La contraloría debe aclarar si existe o no una red interna de funcionarios y contribuyentes involucrados, para que no siga este tipo de irregularidades que afectan a la administración municipal”, enfatizó.