El Grupo Parlamentario del PRI en la Legislatura estatal ve con mucha preocupación el proceso legislativo que se está llevando a cabo en el Congreso de la Unión en relación con la consulta pública y revocación de mandato.

Nuestra inquietud proviene del sesgo que se le puede dar a dicha reforma, pues lo que se busca es llevar a cabo una consulta nacional para preguntar a los ciudadanos si ratifican o revocan al titular del Ejecutivo Federal.

Ese ejercicio se llevaría a cabo en el marco de las próximas elecciones intermedias, lo cual implicaría una burda maniobra propagandística, para que todos los candidatos de MORENA se puedan beneficiar con la campaña del actual presidente de la República.

Pero por si eso no fuera lo suficientemente grave, para muchos mexicanos esa reforma es altamente sospechosa de las intenciones reeleccionistas del actual Ejecutivo federal.

Por ello las diputadas y los diputados locales de Guanajuato, nos oponemos enérgicamente a esas intentonas autoritarias que atentan contra el equilibrio democrático y pueden encubrir apetitos reeleccionistas.

Nos pronunciamos por un piso parejo en los procesos electorales; por un presidente de la República que en lugar de hacer campaña electoral permanente se dedique a gobernar y que lo haga para todos, y no sólo para ciertos núcleos clientelares.

Pero, sobre todo, nos pronunciamos por la vigencia del lema maderista, que durante décadas ha regido nuestra vida institucional, pues si en el pasado hemos tenido un México en paz, ello ha sido porque estamos nacionalmente comprometidos, con el “sufragio efectivo y la no- reelección.”

Por todo ello, el Grupo Parlamentario del PRI en Guanajuato se suma al reconocimiento que el Comité Ejecutivo Nacional de nuestro Partido ha expresado a los diputados federales de la bancada priista en el Congreso de la Unión, por el vigor político, jurídico e ideológico de sus planteamientos durante la discusión del dictamen de esa reforma.