Los integrantes del Consejo de Salud del Estado analizaron el Fortalecimiento en la Atención de la Red Obstétrica (FARO) y se dio a conocer que tan solo en el año 2017 gracias a la coordinación de cuerpos de emergencia, servicios especializados y red de hospitales se han prevenido 500 muertes maternas. 

El FARO es un sistema lógico que organiza el proceso de la atención obstétrica en todos sus ámbitos a través del buen funcionamiento de las redes de atención de salud, articulando de una forma singular entre la población, las instituciones de salud y las autoridades locales, estatales y federales. 

Esto permite realizar el traslado de guanajuatenses en etapa de gestación por medio de ambulancias equipadas y personal paramédico altamente capacitado, permitiendo que a la fecha se hayan evitado en cálculos redondos más de 500 muertes maternas en el año 2017. 

Los integrantes del Consejo de Salud del Estatal (COSEG) sesionaron este martes y se dio a conocer el diagnostico situacional en la atención del embarazo, parto y puerperio. 

La Dra. Noemí Flores de la Dirección de Atención Médica informó que este año se han referido para atención médica especializada 4 mil 162 embarazadas entre unidades médicas hospitalarias y otras 2 mil 293 mujeres contrareferidas. 

La Red de Atención Obstétrica cuenta con una infraestructura de 618 unidades médicas operando en los 46 municipios, de las cuales 574 son de primer nivel de atención, 41 de segundo nivel. 

Se cuenta con un Centro Estatal de Tamizaje Oportuno con un modelo de servicio para el control prenatal integral y en la intervención temprana que permita incidir en la evolución y resolución del embarazo. En este centro se identifica de forma temprana a pacientes con bebés que presentan defectos al nacimiento y son atendidos por medio de ultrasonografía avanzada y los resultados se entregan el mismo día a la usuaria. 

El secretario de salud en su intervención Daniel Díaz reiteró que todos los temas del área de salud pública son prioritarios, entre ellos la salud materna y perinatal para reducir las muertes maternas. 

Anticipó que esta por firmarse un convenio de colaboración entre instituciones para el intercambio de servicios, no así la indicación es cero rechazos a pacientes sobre todo obstétricas. 

Y aunque 2017 Guanajuato cerró con 34 muertes maternas, mientras exista una sola, es motivo suficiente para redoblar los esfuerzos y seguir disminuyendo esta tendencia. 

Es por eso que para procurar la protección del binomio madre e hijo, se ha reforzado Reforzar la capacitación del personal en materia de derechos humanos reduciendo de esta manera las quejas interpuestas por el usuario, incluyendo las obstétricas. 

Por su parte el Coordinador de Salud Pública el Dr. Moisés Andrade Quezada en su intervención dijo que los hospitales privados ya están teniendo mayor disposición y apertura para sumar en retos de salud pública con la notificación de casos críticos y sus referencias a la Red de Hospitales Maternos del Estado.