Hasta el último aliento requirió el juego de cuartos de final entre Rusia y Croacia para que los anfitriones se despidieran de su sorpresiva Copa al caer en 4-3 en la tanda de penales tras un fulgurante empate a dos tantos.
La emoción se desbordó en Sochi con su Selección que llevó a su afición a todas las emociones, con dos goles que levantaron el ánimo ruso.
Luego de media hora de tensión, Denis Cheryshev se despachó con su tercer gol del torneo,un tiro al ángulo al 31′ que sorprendió a Danijel Subasic quien sólo vio como se coló el balón para el 1-0.
La respuesta croata no tardó mucho, y empataron con tanto de Andrej Kramaric al 39′, en jugada de traslado de Mario Mandzukic al que no le salió marca alguna para meter un centro a media altura que el delantero simplemente empujó al arco.
Las mejores acciones llegaron tarde en el juego, con el cansancio de ambos equipos que le pusieron emoción en los tiempos extra.
Domagoj Vida fue el encargado de darle la ventaja a los croatas (101′), en tiro de esquina que remató sin mucha fuerza pero tan colocado que se le pasó a la defensa para clavarse pegado a la base del poste y el 1-2 que auguraba un mal final para los locales.
No ocurrió así y Rusia sacó la casta con llegadas sobre el final del juego, encontrando un ansiado empate en remate de Mario Fernandes al 115′.
El juego tuvo más nervio y tensión que emociones en porterías, no obstante, la calidad de ambos equipos dejó buenas oportunidades.
Croacia controló más el juego y tuvo buenas oportunidades en el segundo tiempo, la más clara al 60′, en disparo de Iván Perisic que se estrelló en el poste y se pasó por la línea de gol pero sin entrar a portería.
Rusia también tuvo sus oportunidades, sobre todo antes del empate en la prórroga, con disparos de Daler Kuziaev al 112′, que Subasic atajó con disparo dirigido a su humanidad.
Aleksandr Erokhin fue clave en el desarrollo del partido pero erró buenas oportunidades, al 71′ y 102′ remates que salieron desviados.
El encuentro tuvo que definirse en los tiros desde los once pasos, en que yerros de Fedor Smolov, quien quiso humillar a Subasic pero vio su disparo atajado, y Fernandes dejaron la desventaja final. Por Croacia sólo falló Mateo Kovacic, en buena intervención de Igor Akinfeev.
El triunfo croata definió la segunda semifinal de Rusia 2018, en que los balcánicos se enfrentarán a Inglaterra, el próximo 11 de julio en el Estadio Luzhnikí de Moscú.