La rapidez del ritmo, cada acorde es una muestra de psicodelia, San Pedro el Cortez, desde el 2011 llegó a la escena retomando esencia de bandas extranjeras y nacionales, una magia que solo brinda su lugar de origen, Tijuana.

En entrevista telefónica para El Heraldo de León, Mario Alarcón, baterista de la banda, platicó respecto al proyecto musical, la magia de la frontera y las bandas emergentes. Por primera vez San Pedro el Cortez  llega a la ciudad como parte de Circuito Indio.

Rock psicodélico, es como podría definir el baterista de la banda el sonido de San Pedro Cortez, el músico hace mención de algunas influencias musicales, entre ellas Black lips, The Who, Oz Mutantes, entre otras que incluso no tendrían mucho que ver.

“Todo parte como de la intensidad que queremos transmitir, la intensidad que tiene cada uno, es así como algo emocional o espiritual y nosotros buscamos a través de nuestras canciones compartirla” expresó el músico.

“Tijuana es como una isla en México a pesar de que geográficamente no lo sea, nosotros celebramos cosas mexicanas y americanas, en la frontera celebramos el Halloween y el Día de Muertos, celebramos Día de acción de gracias, varias cosas; la cercanía con la frontera hace que el sonido sea muy diferente” platica el baterista de San Pedro el Cortez

“Yo creo que es un movimiento que está pasando por una metamorfosis en la música…porque atrás de nosotros vienen muchos artistas que llegaron a una consolidación y era diferente, influía mucho la televisión y la radio y los medios que eran como oficiales y ahora es un momento diferente, donde las disqueras firman muy pocos artistas, donde vender discos ya no es un negocio” comentó Mario, respecto a cómo se vive actualmente la escena musical, a lo que agregó que ya no se requiere un estudio de grabación, con una computadora y un buen micrófono se pueden explorar distintas posibilidades para grabar música y de esta manera dar rienda suelta a la creatividad.

Entre el garage y la magia de la frontera, San Pedro el Cortez desarrolla un estilo con el que la gente puede salir de lo cotidiano; la banda cuenta con un documental, “Basura” (2013), mismo que será proyectado con sus seguidores en algún lugar de la ciudad, actividad previa a su presentación musical.