El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, declaró que no se caerá en desacato judicial y se entregará el Estadio León, pero añadió que seguirán peleando hasta la última instancia jurídica para que siga jugando el equipo León, en lo que se construye el nuevo inmueble.

Aceptó que Roberto Zermeño Vargas lo ha buscado, pero no lo ha visto y agregó que Zermeño Reyes tiene derecho a trabajar en UTL, mientras que el empresario Héctor González, también tiene derecho a recibir apoyos del estado como cualquier empresario.

“Le voy a León, y aunque no era mi tema directo, no somos los demandados (gobierno del estado), es un tema en el cual los aficionados leoneses tenemos que defender el estadio a capa y espada, esa fue nuestra obligación, coadyuvar con el municipio y defenderlo hasta las últimas circunstancias, lo defendimos como gato boca arriba, lo recibimos en terapia intensiva, en estos seis años lo hemos defendido, la última palabra la tienen los tribunales”.

Añadió que si el día de mañana los tribunales le conceden la razón jurídica a Zermeño, “la habremos de respetar, se respetará la decisión judicial, pero también se lo dije a ellos, tenemos el derecho de defender hasta la última instancia, es nuestra obligación, si ya no hay más que hacer y el día de mañana es inevitable y se les tendrá que entregar, pues se les va a entregar, no vamos a ir a un desacato, juramos respetar la ley”.

TIENEN DERECHO

Al ser cuestionado sobre los apoyos que ha otorgado el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, al empresario de Leche Cuadritos, Héctor González González, declaró “Va por cuerdas separadas, es un empresario que desarrolla un parque como todos los demás parqueros, si es sujeto de acuerdo a las reglas de operación, se le brinda el apoyo y punto, no le veo mayor bronca”.

Sobre Zermeño Reyes, quien trabaja en la Universidad Tecnológica de León (UTL), manifestó “ahí trabaja, me enteré por los medios, igual tiene derecho a trabajar, ese es otro boleto”.

Dijo que Roberto Zermeño Vargas ha solicitado audiencia, “me ha estado buscando y la verdad, una cosa es el pleito legal y en el momento habrá que centrarse en la expropiación y punto”.

A Héctor González González, manifestó que tampoco lo ha visto, “yo no les he visto, ni es un tema ético, estamos en un pleito, tengo que agotar todas las instancias, si el día de mañana se resuelve, el Tribunal así lo define y decide que ya es de ellos y no hay vuelta de hoja, pues vendrán otras circunstancias en la cual seguiremos defendiendo el espacio que es de y para los leoneses, un estadio que permita seguir jugando al equipo León en lo que se construye uno nuevo”.

Enfatizó que la estrategia de su administración va enfocada en dos vertientes, la primera es la construcción del nuevo estadio con recurso privado, “va caminando bien y será una realidad, que será un polígono de desarrollo muy importante para todo León, que mejor quieren para León”.

La segunda es la expropiación del Estadio León, “el municipio no tiene posibilidad de expropiar, el estado sí, he dado mi palabra de que con todo gusto, si nos toca arrancar la expropiación desde esta administración, arrancaremos la expropiación, a final de cuentas tendrá que ser un espacio para la vida pública, de diversión, de cultura de los leoneses y esto será parte del conjunto de 65 hectáreas de diversión de cultura, negocios, diversión, la Macro Plaza será el nuevo Centro de León”.

INEGI EQUIVOCADO

El gobernador Márquez declaró que el Inegi se equivocó en las cifras que publicó sobre los homicidios dolosos en el estado durante el 2017, y enfatizó que la cifra real es la que publica el Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad.

 “No se puede esconder uno sólo (homicidio doloso), la categorización de Inegi es muy diferente a la que establece el Secretariado Ejecutivo Nacional que clasifica homicidios dolosos, que tienen que ver con delincuencia organizada, Inegi revuelve los culposos”.

Explicó que muchos homicidios que suceden en las colindancias con Michoacán y Jalisco y que pertenecen a esas entidades, son regresados porque sucedieron en aquellas entidades y aparecen en Guanajuato, “el Inegi no llega a esos detalles”.

“No se esconde uno sólo, eso se los puedo garantizar, imagínense el delito en que estarían incurriendo los procuradores de todo el país, no se puede mentir ni alterar, es muy delicado”.

Reiteró que la fuente que reconoce el estado de Guanajuato es la que proporciona el Secretariado Ejecutivo, misma que declaró como oficial el procurador Carlos Zamarripa, hace una semana, a El Heraldo de León.

Mencionó que espera que haya una aclaración de parte del Inegi y que se pongan de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo en las cifras que manejan,  “esa es la fuente oficial, que se pongan de acuerdo a nivel nacional, en nosotros hay una sola fuente, se envía la información, si allá la procesan diferente, tienen que ponerse de acuerdo”.

Sobre la imagen del estado, aceptó que si se ve perjudicada y recordó que sucedió lo mismo con el caso del supuesto líder del cartel del Golfo detenido en Puerto Vallarta, “ni era de los más buscados, jamás supimos que vivía aquí (León)”.

DIFERENTES CIFRAS

Hace una semana, el procurador Carlos Zamarripa, dijo que la cifra real del número de homicidios dolosos en 2017 fue de 1,096, y no los 2,253 que reportó el Inegi en su conteo anual de homicidios.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reveló que en 2017 en Guanajuato se registraron 1,096 homicidios dolosos (955 con arma de fuego) y 2,282 homicidios culposos (cero con arma de fuego), para un total de 3,378 homicidios totales en el año.

Cifras del Inegi revelan que Guanajuato es el segundo estado con un incremento abrupto, pues en el 2016 registró 1,231 homicidios dolosos, por 2,252 del año pasado, que representó un 83% a la alza.

Baja California fue el estado con más incremento en el 2017 con el 86% en la tasa de homicidios dolosos. Guanajuato cerró el año con una media de 38.5 asesinatos por cada 100 mil habitantes, mientras que la tasa nacional fue de 26, según Inegi.