Hombres armados ingresaron a un fraccionamiento privado luego de sorprender a los vigilantes y amarrarlos para luego huir con un dispositivo bancario que estaba en el lugar.

Fue durante la madrugada de este lunes que el Sistema Único de Emergencias 911 recibió un reporte donde informaban que sobre el bulevar Aeropuerto, muy cerca del Tajo a Santa Ana, justo en el fraccionamiento El Dorado, se había cometido un robo.

El cajero automático propiedad se encontraba en el interior del fraccionamiento, a un costado de las oficinas generales, y de ahí fue desprendido en su totalidad por los delincuentes.

Unos minutos después los guardias lograron zafarse de sus ataduras con la ayuda de una persona que llegó y los descubrió amarrados, por lo que de inmediato realizaron el reporte a su empresa y al Sistema de Emergencias.

Con relación a los responsables informaron que fueron entre seis y siete hombres armados, que una vez logrado su cometido huyeron del lugar a bordo de un vehículo tipo Chevy negro y una camioneta roja en la cual subieron el cajero.

EX POLICÍA DETENIDO

Más tarde la Secretaría de Seguridad Pública emitió un boletín donde informaba que la Policía Municipal detuvo a dos personas que presuntamente habían robado el cajero.

Alrededor de las 2:30 horas un reporte movilizó a los cuerpos de seguridad hacia el fraccionamiento El Dorado, lugar en el que fue robado con violencia un cajero automático.

Como resultado de un operativo, en la colonia Fracciones Sangre de Cristo, casi a la entrada de la colonia Ampliación San Francisco, policías municipales tuvieron a la vista una camioneta pickup roja con camper, con características similares a las mencionadas en el reporte.

Agentes marcaron el alto a los tripulantes, a fin de realizar una revisión preventiva.

En la caja de la camioneta se encontró el cajero sustraído de El Dorado.

Por lo anterior, los dos hombres que viajaban en la camioneta quedaron a disposición de las autoridades correspondientes como probables responsables del robo del cajero.

Los detenidos son Ricardo Alejandro de 21 años, y Juan José de 16.

En el exterior del fraccionamiento El Dorado, testigos del robo aseguraron que el ocupante del Chevy negro estuvo alertando de la llegada de las autoridades a los presuntos responsables, por lo que fue detenido y presentado ante autoridades ministeriales para deslindar responsabilidades.

Esta persona se identificó como Jorge, de 37 años, quien fue Policía Municipal de septiembre de 2004 a diciembre de 2014, fecha en la que se dio la recesión laboral.

Cuenta al menos con dos antecedentes de detención por robo a comercio: Uno en mayo de 2016 y el segundo en diciembre del mismo año.