Un rato de buen humor pasó el público la tarde del sábado en el Teatro del Bicentenario Roberto Plasencia Saldaña con la presentación de la obra de teatro “El Susto”, escrita, dirigida y actuada por Hugo Gamba Briones como parte de las actividades del cuarto Festival de las Artes, Ciencias y Humanidades.

La Compañía de Teatro Universitario de la Universidad de Guanajuato (UG), interpretó una comedia con la que los asistentes rieron y quedaron sorprendidos con el final de la historia.

Un humor negro lleno de sátira y con un discurso que juega con la doble moral de los involucrados en la historia, “El susto” cuenta como el personaje de Ernesto, después de un profundo sueño se encuentra con que en su casa tiene lugar un funeral, piensa que es su suegra, dos mujeres rezan al lado del féretro y no se percatan de la presencia del hombre.

Vaya sorpresa que se lleva Ernesto al acercarse a donde se supone descansa su suegra, él se da cuenta de quien murió es él, y que por eso las mujeres ahí presentes no le ponen atención, a su vez, entre los rezos comienzan a sacar a la luz algunos secretos del difunto, infidelidades, fiestas, entre otras cosas.

Poco a poco comienzan a llegar familiares y amigos a dar el pésame a la joven viuda, Sara, entre ellos, los amigos de Ernesto, quienes confiesan que la esposa de su amigo, siempre ha sido de muy buen ver, el espíritu del difunto se enoja.

Al funeral llega también la suegra de Ernesto, quien queda conforme con que le hayan puesto el suéter que tejió para él, una prenda fluorescente con corazones, aunque realmente ella y su yerno nunca se llevaron del todo bien.

Conforme pasaban los minutos, las situaciones hacían que Ernesto se diera a cuenta de que en realidad sus amistades poco sinceras eran, solo tenía la honestidad de su esposa.

Cuando se llevan el cuerpo a incinerar, Ernesto de nuevo se queda en su sillón dormir y al despertar se da cuenta que tal vez sea una oportunidad para arreglar algunas cosas, aunque después de que su esposa Sara le de la medicina para su padecimiento, se convenza de que ella no es tan inocente como cree.