Hace poco más de 15 días presuntos agentes de la PGR pusieron varios sellos de clausura a negocios de calzado deportivo ‘pirata’.
Pero al parecer quienes pusieron esos sellos no eran agentes oficiales, si no que se hacían pasar por ellos, así lo denunció una empresaria fabricante de suela, originaria de San Pancho.
Por ese motivo esta y la semana anterior se retiraron esos sellos que generaron mucha confusión entre los ciudadanos, porque en fechas cercanas coincidió con que la PGR hizo un operativo y clausuró parcialmente dos establecimientos.
De tantos decomisos que hacen agentes estatales o federales cada año, los dueños de negocios terminan por conocer a cada oficial.
De ahí surgió la controversia con el último “decomiso” porque nadie conocía a los supuestos agentes.
“Nadie los conocía y se empezó a regar la voz y los paramos en seco cerca de bulevar Las Torres, en mi caso cayeron al siguiente día los verdaderos, pero de momento no sabía si eran o no”, detalló Raúl, un joven empresario que recién comienza en el mundo del calzado deportivo.

SIN COORDINACIÓN
Otra lugar al que también le fueron retirados los sellos fue un local en la calle Comonfort, pero esos sellos sí eran apócrifos.
“Rápido mi patrón arreglo, es más hubiera sido más en friega, pero confirmaron hasta México si se habían hecho decomisos en San Pancho ese día y pues no”, especificó el joven.
De acuerdo con este empleado, toda la confusión surgió porque no hay coordinación entre la delegación estatal y la federal.
“Un día los federales llegan, pero resulta que los de Guanajuato ya les ganaron, me imagino que esa confusión la están aprovechando otros para jodernos haciéndose pasar por agentes de la PGR”, finalizó.
Cansados de esta situación, varios empresarios locales están viendo la posibilidad de ir hasta el Congreso y pedir que se generen mejores leyes en apoyo del empresario guanajuatense.
Esto para que exista la posibilidad de crear su propia marca y evitar decomisos de piratería, los cuales les generan cada año pérdidas millonarias.